Fundado en 1910

22 de junio de 2024

Queen Mary during the gala dinner for Danish Kings on occasion of their the state visit in Stockholm

La Reina Mary, en su visita de estado a EstocolmoGTRES

Moda

La verdadera razón por la que Mary de Dinamarca escogió ayer la tiara de rubíes en Suecia

En su visita oficial a Estocolmo ha vuelto a utilizar sus joyas favoritas y un vestido reformado

¿Por qué escogió ayer Mary de Dinamarca lucir su tiara de rubíes de nuevo? Anoche tuvo lugar la cena de gala de la primera visita oficial de los Reyes Federico y Mary de Dinamarca a Suecia. Estos dos países, unidos por lazos familiares y por la historia común, se unieron en la gala mostrando gran afinidad.

La Reina Mary escogió un vestido que ya había lucido en 2017, obra del creador danés Jesper Høvring, que había sido retocado para la ocasión. Elegante, no pudo competir con la brillante Reina Silvia, magnífica de verde y con una parure de zafiros de quitar el hipo, ni con una estelar Princesa Victoria, con un vestido azul claro impecable y favorecedor.

En lo que se entendió como un gesto afectuoso con sus anfitriones, la Reina Mary escogió sus joyas más queridas, la parure de la tiara de rubíes, que comparte historia con la familia real sueca. La tiara de rubíes es su favorita desde que se casó en 2004. La historia de este conjunto de joyas data del siglo XIX, cuando se elaboró para la Reina Désirée, esposa de Carlos XIV de Suecia, a partir de piezas que se lucieron durante la coronación de Napoleón Bonaparte.

La bisnieta de la sueca Désirée, Luisa, llevó la tiara de rubíes en su boda con el futuro Rey Federico VIII de Dinamarca, llevando así la parure completa al país vikingo. Luisa había heredado también piezas directamente provenientes del joyero de Josefina de Beauharnais, ya que además su abuela era Josefina de Leuchtenberg, nieta de la emperatriz francesa.

Reina Mary

Mary de Dinamarca escogió sus joyas más queridas para una ocasión tan especialGTRES

Ingrid de Suecia, hija de la tataranieta de Desirée, montó de modo distinto la tiara cuando se casó con Federico IX de Dinamarca, abuelo del actual rey con el mismo nombre. Ingrid la cedió a su nieto Federico para que en su día la regalase a su esposa, tal y como ha sido el caso al recibirla Mary.

Pero la verdadera razón de peso por las que Mary de Dinamarca ha escogido la tiara de rubíes para su primera visita oficial a Suecia es porque la tiara es suya personalmente, como comentado en estas líneas. Y las reinas y princesas danesas solo pueden sacar al extranjero las joyas que les pertenecen y no las fabulosas piezas del joyero real danés, que pertenecen a un fideicomiso público que las mantiene y custodia. Lo mismo ocurría a la reina Margarita, que nunca pudo lucir en galas fuera de su país la tiara de amapolas o la parure de esmeraldas.

Es por ello que Mary de Dinamarca solo puede sacar esta espectacular tiara de rubíes, o bien la más sencilla tiara de estilo eduardiano y diamantes de talla antigua que compró en una subasta en Bruun Rasmussen de Copenhague en mayo de 2012 por 5.500 euros que fue posteriormente enriquecida y retocada.

BODA REAL DEL PRINCIPE HEREDERO FEDERICO DE DINAMARCA Y LA ABOGADA AUSTRALIANA MARY ELIZABETH DONALDSON , CLEBRADA EN LA CATEDRAL DE COPENHAGEN
EN LA FOTO LA NOVIA , PRINCESA MARY DONALDSON CON UNA ESPECTACULAR TIARA Y VELO
ACTION PRESS / ©KORPA
14/05/2004
 *** Local Caption *** ACTION PRESS / OHLENBOSTEL/LANGBEHN / #00357.051#
WEDDING OF MARY DONALDSON AND CROWN PRINCE FREDERIK. PRINCESS MARY LEAVING THE "FRUE KIRKE" IN COPENHAGEN ON MAY 14, 2004.

La espectacular tiara que llevó en su bodaGTRES

Otra de las piezas que Mary puede llevar fuera es su tiara nupcial, elaborada en oro blanco y perlas, regalo de sus suegros y pieza sencilla y combinable de distinto modo. Así pues veremos a la Reina Mary de Dinamarca con su tiara de rubíes hasta la saciedad, puesto que los daneses son muy cautos y no le dejarán sacar de casa las grandes joyas de la Corona.

Comentarios
tracking