22 de mayo de 2022

Una familia viendo una película

Una familia en el salón de su casa viendo la televisiónPexels

Entretenimiento

Siete películas para toda la familia que transmiten los mejores valores

La psicóloga Lucía Pérez y el crítico de cine Juan Orellana nos dejan sus recomendaciones de los mejores ejemplos de cine familiar

El ejemplo es la mejor manera de que los más pequeños de la casa aprendan e interioricen buenos hábitos y valores. Este no ha de ser siempre directo, de los padres, hermanos o profesores, sino que también se transmiten muchas y buenas lecciones a través del cine o la literatura. Cuando un personaje imaginario se convierte en un referente para los niños se abren de lleno a todo lo que este les pueda enseñar.
El cine familiar cuenta con multitud de ejemplos en los que por la propia narración y desenlace de la historia se trasladan algunas de las virtudes y hábitos más básicos, como la importancia de la unión familiar o el valor de la amistad, la generosidad o la amabilidad, pero también la imaginación y el pensamiento crítico.
Carmen Urpi, profesora titular de la facultad de Educación y Psicología de la Universidad de Navarra, recalca la importancia de que desde pequeños se fomente en los niños el criterio y el gusto por el buen cine: «Es lo que hará que aprecien el mensaje detrás de la película y de la forma filmográfica». La forma y el contenido, es decir, el mensaje y la puesta en escena, van unidos en el cine. Por ello, esta psicóloga afirma que aprender a captar el arte tras la imagen tendrá como consecuencia un mayor calado de las moralejas de estas películas. Según Urpi, este será el mejor antídoto «para ser espectadores que luego demanden una buena programación».
«Han de conocer los orígenes del cine», afirma la experta. El cine mudo y los cortos de Chaplin, Buster Keaton o de Disney de los años 30. «Son muy cómicos y ayudan a los más pequeños a identificar el lenguaje corporal». Esta categoría de películas obliga a los niños a fijarse mucho en la imagen, en las conductas y en la gestualidad. 
Sin embargo, el cine más actual también está dejando una cantidad considerable de largometrajes para que toda la familia pase un buen rato y disfrute de tiempo de calidad en compañía, algo tan complicado de conseguir ante el ajetreo del día a día. Las películas familiares no están destinadas únicamente a entretener al público más joven, sino también a divertir a todos los padres. Gracias a Lucía Pérez, psicóloga sanitaria generalista, y Juan Orellana, profesor de la Universidad CEU San Pablo y crítico de cine, contamos en El Debate con siete de estas películas con una enseñanza de valor para toda la familia.
Fotograma de la película Del Revés

Fotograma de la película Del Revés

'Del Revés' (2015), Pete Docter

Riley es una niña cuya vida da un giro de 360 grados cuando, por el trabajo de su padre, toda la familia ha de mudarse a una nueva ciudad. Pete Docter, director de esta cinta, pero también de Monstruos S. A. y Up, nos hace viajar al interior de la mente de la protagonista, cuyas emociones comienzan también a experimentar una serie de cambios que nunca antes habían vivido, al igual que la vida de la propia Riley. 
La psicóloga Lucía Pérez ha querido destacar este largometraje animado por ser el primero que indaga en la inteligencia emocional: «Nombra el funcionamiento de las emociones en el cerebro humano y transmite que todas son necesarias, incluso la ira y la tristeza». Las emociones y los sentimientos que estas nos provocan son necesarias, y lo son también con respecto las unas de las otras. No hay que eliminar las que parezcan más negativas, como el miedo, sino compensarlas con la alegría. 
Fotograma de Wonder (2017)

Fotograma de Wonder (2017)

'Wonder' (2017), Stephen Chbosky

Aprender a valorar nuestras diferencias es el objetivo de este largometraje. Una historia que permite entender a las personas que nacen siendo distintas desde una visión desde el interior de una de ellas, un llamamiento hacia todo aquello que nos hace únicos y especiales.
Auggie es un niño de 10 años que nació con una grave malformación facial y sueña con convertirse en astronauta. Después de múltiples operaciones y periodos de recuperación, se enfrenta por primera vez al reto de asistir al colegio. La vida de Auggie y su ejemplo dan una visión de cómo se siente una persona que es diferente, la soledad que experimentan o los prejuicios que se tienen hacia ellas. 
Tengamos la fiesta en paz de Juan Manuel Cotelo

Tengamos la fiesta en paz de Juan Manuel Cotelo

'Tengamos la fiesta en paz' (2021), de Juan Manuel Cotelo

Este director español, conocido también por La última cima, Footprints o El mayor regalo, presentó en diciembre del pasado año su último proyecto: Tengamos la fiesta en paz. Aunque se trata de una película navideña, el mensaje que transmite va más allá y nos habla directamente del perdón y la reconciliación dentro de la familia.
Juan Orellana, crítico de cine en El Debate, afirma que la cinta «habla fundamentalmente del matrimonio y la familia, de la epidemia del divorcio y de la necesidad de volver a las razones del amor, pero también pone el dedo en la llaga de la dependencia de móviles y ordenadores, de lo destructivo de la telebasura, de la importancia de los abuelos y de la urgencia de recuperar una verdadera comunicación entre las personas, sin prisas ni distracciones». 
Los protagonistas de A prueba de fuego

Los protagonistas de A prueba de fuego

'A prueba de fuego' (2008), dirigida por Alex Kendrick

Un joven bombero se convierte en un héroe para su ciudad tras una valiente acción, sin embargo, su vida familiar y matrimonial sufre una importante crisis. El papel de la fe y cómo esta vuelve a entrar en la vida de la pareja para ayudar a solucionar sus problemas es clave en la cinta.
Los momentos de crisis dentro de la familia pueden ser algo difícil de tratar en el seno del hogar y de explicar a los más jóvenes. Este largometraje dirigido, sobre todo, a un público adolescente, recuerda que la vida matrimonial no está exenta de complicaciones; aunque también habla de las adicciones a internet, la impaciencia y los descuidos que causan el desgaste de la convivencia en el hogar. Los incendios y el trabajo en equipo de los bomberos son un simbolismo par recordar cómo han de abordarse los problemas en el interior de las familias. 
Fotograma de Toy Story 3

Fotograma de Toy Story 3Europa Press

'Toy Story 3' (2010), Lee Unkrich

Andy, después de otras dos entregas de esta saga de Disney, se prepara para ir a la universidad. El vaquero Woody, el astronauta Buzz Lightyear y todos los juguetes del que fuese un niño en las primeras dos películas, acaban en una guardería, donde vivirán nuevas aventuras.
Atreverse a salir de su zona de confort y relacionarse con muchos otros juguetes nuevos, buenos y malos, es la misión a la que ha de enfrentarse toda la pandilla de Andy. Esta y todas las cintas de Toy Story trasladarán a los más pequeños los valores de la amistad, de la solidaridad con los demás, la generosidad y el compañerismo. 
Una de las escena de Ni uno menos

Una de las escena de Ni uno menos

'Ni uno menos' (1999), de Zhang Yimou

Una joven de 13 años, interpretada por Wei Minzhi, entra como maestra sustituta en la escuela de primera de Shuiquan. La promesa de una mayor recompensación económica hace que jure mantener a sus estudiantes en clase. Zhang Yimou esconde las cámaras y los micrófonos para grabar este docudrama con actores no profesionales –que incluso usan sus nombres reales–, para hablar de la brecha urbana-rural, pero también para criticar el sistema educativo chino.
Otro de los temas que destaca el crítico de cine sobre este largometraje es el papel de la responsabilidad para con los demás y la importancia de preocuparse por los demás. 
Los protagonistas de Estación central de Brasil en una de sus escenas

Los protagonistas de Estación central de Brasil en una de sus escenas

'Estación central de Brasil' (1998), dirigida por Walter Salles

Una mujer se encuentra un niño huérfano en una estación y decide hacerse cargo de él y dejar toda su vida para recorrer el país en busca del padre de este niño. Se trata de un retrato de la sociedad brasileña, desde una historia conmovedora a la vez que descarnada. 
«Entre ellos surgen vínculos de maternidad, una película muy emocionante y, sobre todo, muy familiar», destaca Orellana. Uno de los mensajes que traslada la película de Salles es la búsqueda de la identidad personal, tan importante en los años de juventud. 
Comentarios
tracking