22 de mayo de 2022

El Príncipe Andrés y el Príncipe Carlos durante el Servicio de la Orden en Windsor 2015.

El Príncipe Andrés y el Príncipe Carlos durante el Servicio de la Orden en Windsor 2015.©GTRESONLINE

Casa real británica

El Príncipe Carlos se niega a hablar del escándalo que rodea a su hermano

El primogénito de la Reina Isabel II ha hecho oídos sordos a las preguntas de un reportero que se interesaba por conocer su opinión ante la polémica que sitúa al príncipe Andrés en el foco de la actualidad. Al duque de York le han sido arrebatados sus patrocinios reales y los honores militares tras ser acusado de cometer un presunto delito de agresión sexual

El Príncipe Carlos se niega ha hablar de la polémica desatada en torno a su hermano, el Príncipe Andrés. Tan solo un día después de que conocerse que el príncipe ha sido despojado de sus patrocinios reales y afiliaciones militares por la demanda de agresión sexual a la que se enfrenta, el primogénito de la Reina Isabel II reapareció en Aberdeenshire. Allí fue donde el periodista James Matthews de Sky News le preguntó sobre el escándalo, pero Carlos decidió hacer oídos sordos y relegar el asunto a un segundo plano.
Así lo recoge la revista People, que, además, en su artículo detalla la breve, aunque directa conversación. «Su Alteza Real, ¿puedo preguntarle su opinión sobre la posición de su hermano, el príncipe Andrew? ¿Cómo lo ve?», dijo el reportero. Dos interrogantes ante los que el príncipe reaccionó de una manera un tanto particular. No solo dio callada por respuesta, sino que, además, impidió que el comunicador le realizase preguntas en relación a otros temas diferentes. Lo hizo ignorando su pregunta e iniciando una conversación con un hombre distinto.
Tal y como le reveló a la mencionada publicación una fuente cercana a la Casa Real británica, la decisión de arrebatarle los patrocinios y los títulos militares al príncipe Andrés fue una determinación muy discutida por todos los integrantes de la Familia Real, destacando por encima del resto la Reina Isabel II, el Príncipe Carlos y el Príncipe Guillermo.
Esta decisión se hizo pública al día siguiente de que el juez rechazase el intento del príncipe de desestimar la demanda que le acusa de un presunto delito de agresión sexual y a través de un comunicado oficial emitido por el Palacio de Buckingham que decía lo siguiente: «Con la aprobación y el acuerdo de la Reina, las afiliaciones militares y los patrocinios reales del duque de York han sido devueltos a la Reina. El duque de York seguirá sin asumir ningún cargo público y está defendiendo este caso como un ciudadano privado».
Se espera que el royal mantenga el puesto que ocupa en lo que a la línea de sucesión al trono se refiere, así como el título de duque de York, pero no la denominación «Su Alteza Real» en los cargos oficiales.
El revuelo mediático que sitúa al príncipe Andrés en primera línea se debe a la demanda que Virginia Roberts Giuffre interpuso en su contra acusándole de cometer un delito de agresión sexual. Fue la pasada semana cuando los abogados del demandado trataron de desestimar la querella argumentando que Jeffrey Epstein llegó a un acuerdo económico con la supuesta víctima para que esta no demandase a ningún otro posible involucrado. Por su parte, Giuffre alegó que fue Epstein quien la obligó a tener relaciones sexuales con el príncipe cuando ella tan solo tenía 17 años, un testimonio al que el príncipe reaccionó asegurando no haber actuado para nada mal.
El juez rechazó la petición del equipo legal del hijo de la Reina Isabel II, pero fueron los mismos abogados los que expresaron la visión optimista que tienen del caso. No les sorprendió la resolución emitida por el magistrado y están absolutamente convencidos de que seguirán defendiendo, a capa y espada, la versión del duque de York. 
Comentarios
tracking