01 de julio de 2022

La Reina Isabel II junto al príncipe Andrés

La Reina Isabel II junto al príncipe AndrésGTRES

Casa real británica

La Reina Isabel, el príncipe Andrés y la conversación que ya es parte de la historia de La Firma

Fue hace tan solo dos días cuando desde el Palacio de Buckingham anunciaron que el príncipe Andrés ya no tendría ninguna función militar ni real honorífica

Nuevo varapalo para el príncipe Andrés. Fue hace tan solo unos días cuando un juez estadounidense dio luz verde a la demanda civil por agresión sexual impuesta por Virginia Giuffre contra el duque de York. Una decisión que hizo que la Familia Real británica tomara cartas en el asunto y confirmara mediante un comunicado que el hijo de la reina Isabel había sido quien había decidido despojarse de sus funciones militares y reales honoríficas.
Ha sido MailOnline el medio que ha dado un giro de 180 grados a la historia al desvelar que este gran paso del hermano de Carlos de Inglaterra habría venido dado a raíz de una extensa conversación con la Reina en el Castillo de Windsor. Según el citado tabloide, madre e hijo se reunieron durante 90 minutos antes de que tuviera lugar el anuncio oficial del Palacio de Buckingham en la tarde del 13 de enero. Una charla de lo más importante por la que el Príncipe no dudó en acudir hasta el Castillo acompañado por uno de sus abogados, Gary Bloxsome, que se mantuvo a la espera en el coche hasta que la soberana y su hijo dejaron todo claro.
Nadie duda de que esta probablemente haya sido una de las decisiones más duras de la reina Isabel en sus casi 70 años al frente del trono británico. No obstante, si algo caracteriza a la monarca es su compromiso con el Reino Unido, motivo por el cual sus labores como cabeza del país están por encima de su papel de madre, y aunque siga apoyando al Príncipe Andrés en privado, continuará con su papel inquebrantable a la hora de proteger la Corona y todo lo que conlleva.
La lucha de Virginia Giuffre por confirmar su verdad se intensificó durante este mismo verano, cuando la joven presentó una demanda civil contra el duque de York en Estados Unidos confesando que abusó sexualmente de ella cuando tan solo era una adolescente, convirtiéndola así en víctima de la red de tráfico sexual de Jeffrey Epstein. La afectada no tuvo reparo en contar todo lujo de detalles, habiendo asegurado que los supuestos hechos tuvieron lugar cuando tenía 17 años y aún era menor de edad, por lo que demostrar lo que dice haría que estuviera amparada por la Ley de Víctimas de la Infancia.
Por su parte, el Príncipe no ha dado su brazo a torcer en ningún momento y siempre ha negado tanto las acusaciones como haber conocido en algún momento a Virginia. Una versión que han respaldado sus abogados, intentando que se desestimara el caso basándose en un acuerdo de 2009 entre Giuffre y Epstein. Finalmente, la petición fue desestimada por el juez, que dictaminó que la demanda de la víctima tenía que ser escuchada y que había muchas posibilidades de que el caso fuera a juicio. Un giro negativo de los hechos que ha provocado que desde el Palacio muevan ficha en un intento por evitar que les salpique este escándalo: «Con la aprobación y el acuerdo de la Reina, las afiliaciones militares y los patrocinios reales del duque de York han sido devueltos a la Reina», confirmaron.
Comentarios
tracking