07 de julio de 2022

Nati Abascal during LOreal Paris event in Madrid on Friday, 31 January 2020.

Naty Abascal during LOreal Paris event in Madrid on Friday, 31 January 2020.Diego Puerta

Gente

Naty Abascal reaparece en España tras la imputación de su hijo, Luis Medina

La modelo sevillana se ha mostrado discreta con la prensa en lo referente a la polémica que rodea a su hijo por el ‘caso Mascarillas’

Poco se ha sabido de Naty Abascal desde el estallido del denominado ‘caso Mascarillas’, un entramado judicial a través del cual se investiga a su hijo, Luis Medina, por presuntos delitos de falsedad documental, estafa, blanqueo de capitales y alzamiento de bienes. Sin embargo, el pasado 22 de junio, la modelo de alta costura reapareció en Madrid, demostrando así que, pese a todo, aún continúa a caballo entre España y Portugal.
Aunque en los últimos meses ha tomado distancia con la prensa alejándose de la vida pública y acudiendo únicamente a los actos y eventos que ella ha considerado imprescindibles, ahora la exduquesa de Feria ha logrado ser captada cuando se disponía a coger un taxi en las céntricas calles de la capital. Un momento en el que, nada más percatarse de la presencia de los medios de comunicación, entró rápidamente en el vehículo para así librarse de tener que responder a las comprometedoras preguntas de la prensa en relación a la crítica situación en la que se encuentra su hijo.
De este modo, no solo guardó silencio a ser preguntada por el estado del marqués de Villalba, sino que tampoco quiso aclarar cómo tienen pensado pasar el verano, aunque muy probablemente sea de forma muy discreta y en algunas de sus múltiples propiedades.
A juzgar por las imágenes, Naty Abascal no está en su mejor momento. Aunque intenta seguir con su vida como de costumbre y atendiendo a los diferentes compromisos personales y profesionales que aún siguen marcando su agenda, lo más probable es que su cabeza esté constantemente en el problema judicial de su hijo Luis, quien fue demandado por la Fiscalía Anticorrupción al considerar que había cometido varias ilegalidades a raíz del contrato que tanto él como su socio, Alberto Luceño, firmaron con el Ayuntamiento de Madrid durante la primera ola de la pandemia. Un acuerdo a través del cual podrían haberse beneficiado de comisiones millonarias, aparentemente ilegales, solo por actuar como intermediarios en la compraventa de material sanitario.
A las pocas semanas de salir a la luz este escándalo, el hijo del exduque de Feria tuvo que declarar ante el juez. Fue concretamente el 25 de abril cuando Medina se personó en el Juzgado de Instrucción número 47 de Madrid acompañado por su abogado y con el objetivo de defender su inocencia, aunque si bien es cierto que, al término de la vista, el magistrado encargado del caso ordenó la retirada del pasaporte y le obligó a comparecer en el Juzgado cada 15 días.
Desde entonces, todo parece apuntar a que las investigaciones han seguido su curso y, a pesar de que por el momento no existe una sentencia firme, el hecho de que nuevos testimonios hayan ido reforzado la versión de la Fiscalía y de que en los diferentes correos electrónicos que el marqués de Villalba escribió al personal del Ayuntamiento se pudiese leer su interés en cobrar mediante un escrow desde Miami o Suiza, entre otras cosas, ha hecho que el cerco se estreche todavía más y que Luis Medina esté al borde del abismo. ¿Cuál será el desenlace?
Comentarios
tracking