06 de febrero de 2023

Harrods department store in Knightsbridge has been given an internal and external makeover for Christmas. The exterior and shop windows have been decorated in homage to  Christian Dior, LONDON, UK - 11 Nov 2022

En 2010, Mohamed Al Fayed vendió los almacenes Harrods al brazo inversor de los fondos de la Familia Real de QatarGTRES

El espectacular imperio inmobiliario de la Familia Real de Qatar en Londres, mayor que el de Carlos III

Los almacenes Harrods, los hoteles Ritz y Claridge's o el rascacielos The Shard son solo algunas de las joyas de la Corona en la cartera de negocios de la familia Al Thani

El Shard se erige imponente como una aguja de vidrio y acero en la orilla sur del Támesis. Con sus 310 metros es el edificio más alto del Reino Unido y el séptimo de Europa. Su inauguración, en julio de 2012, coincidió con uno de esos típicos días de verano londinense; frío y mucha lluvia. El rascacielos simbolizaba el resurgimiento de Londres después de la crisis financiera mundial. Desde la cúspide del edificio veían romper las gotas de agua en los cristales, el entonces alcalde de Londres Boris Johnson, el Príncipe Andrés y el jeque qatarí Hamad bin Jassim bin Jaber al-Thani. El hijo de la Reina Isabel II venció su miedo a las alturas y se animó a hacer rápel por el edificio. Pero quien realmente se frotaba las manos era el entonces primer ministro de Qatar, miembro de la Familia Real, viendo la obra faraónica levantada con casi 2.000 millones de libras de inversión qatarí. Esta sería solo una de sus adquisiciones que le valieron el apodo del «hombre que compró Londres». Qatar, un protectorado británico desde 1916 a 1971, desplegaba sus tentáculos de petróleo y gas para hacerse con media capital.
Con motivo del Mundial, el diario The Guardian ha realizado una exhaustiva auditoría del imperio inmobiliario de Qatar en Londres. Para que nos hagamos una idea, sitúa a la familia Al Thani como un ávido grupo de jugadores de Monopoly que se han ido haciendo con auténticas joyas de la Corona como los hoteles Ritz y Claridge's, los almacenes Harrods o fabulosas propiedades situadas en Mayfair o Park Lane. También controlan supermercados como Sainsbury's.
El rascacielos Shard, en la orilla sur del Támesis

El rascacielos Shard, en la orilla sur del TámesisGTRES

A mediados de 2010, el multimillonario de origen egipcio Mohamed Al Fayed vendió los lujosos Harrods a la Familia Real qatarí por cerca de 1.500 millones de libras, a través del brazo inversor de su fondo de riqueza soberana, la Autoridad de Inversiones de Qatar (QIA).
En los años siguientes, a través del vehículo de inversión Mayhoola, con sede en Doha, el jeque Hamad Bin Jassim Bin Jaber al Thani emir gastó casi mil millones de libras en la compra de las casas de moda europeas como Valentino, Balmain y Pal Zileri, incluidas sus tiendas en Bond Street y Sloane Street.
Por supuesto, también poseen los mejores hoteles. En 2020, el cuñado del emir de Qatar pagó 700 millones de libras esterlinas por el Ritz, el favorito del Rey Carlos III y donde falleció Margaret Thatcher. En su cartera también figuran The Savoy, así como Claridge's en el corazón de Mayfair y una parte del Maybourne Hotel Group.
El hotel Ritz de Londres

El hotel Ritz de Londres

Entre las las propiedades del la realeza qatarí también se incluyen un penthouse de 100 millones de libras en el desarrollo de One Hyde Park en Knightsbridge y Forbes House, una mansión georgiana de seis pisos en Belgravia, por la que supuestamente pagó 150 millones de libras en 2018.
Qatar es propietario del barrio financiero de Canary Warhf o del turístico mercado de Camden. En Mayfair, se encuentra la zona conocida como Little Doha, debido a su concentración de viviendas y oficinas propiedad de qataríes multimillonarios.
El fondo QIA es también el mayor accionista del gigante bancario Barclays con una participación del 6,4 por ciento y también controla el 14,3 por ciento de la cadena de supermercados Sainsbury's con un valor de alrededor de 733 millones de libras.
Comentarios
tracking