22 de enero de 2022

Robert Durst

Robert DurstAFP via Getty

Muere en la cárcel Robert Durst, el asesino millonario al que descubrieron por un documental de HBO

Fue condenado a cadena perpetua por el asesinato de su amiga Susan Berman
El infame asesino millonario Robert Durst ha muerto hoy 11 de enero, en la prisión de California donde sufría su condena. El abogado de Durst, Chip Lewis, confirmó que murió en el hospital general de San Joaquin bajo custodia del departamento correccional de California. La defunción fue por «causas naturales», ya que el magnate sufría de varios problemas médicos desde hacia tiempo.
En octubre, Durst fue condenado a cadena perpetua por el asesinato de su amiga Susan Berman en el 2000. Un mes antes, se declaró culpable y explicó que la mató para impedir que siguiera hablando con las autoridades de la muerte de su ex-mujer, Kathie Durst, desaparecida en 1982 y cuyo cuerpo nunca se encontró.
Su juicio se retrasó durante más de un año por la pandemia del coronavirus. Dos días después del veredicto, Durst fue ingresado de urgencia por covid y necesitó un respirador.
Las autoridades sospechan que Robert Durst, cuya familia posee varios rascacielos neoyorquinos y una inversión en el World Trade Center, mató a dos personas más además de a Berman. Su caso se abrió tras la confesión accidental de asesinato durante la grabación del documental The Jinx, en HBO, en 2015.
«Qué demonios hice? Matarlos a todos, por supuesto», exclamó impulsivamente durante la grabación.
La fiscalía alega que también asesinó a su vecino, Morris Black, mientras vivía como fugitivo en Texas en los meses posteriores al asesinato de Berman. Según el propio Durst, le disparó accidentalmente, para después desmembrarlo y tirar al mar las distintas partes de su cuerpo.
Tras una búsqueda nacional de 45 días, las autoridades arrestaron a Durst mientras robaba un bocadillo de pollo de una tienda en Pennsylvania. Llevaba miles de dólares dentro del coche alquilado, junto con ciertas cantidades de cannabis y el permiso de conducir de Black.
En 2003, compareció ante un juez pero salió absuelto al alegar defensa propia. Argumentó que solo huyó por que temía que nadie creería su versión de los hechos.
También se acusa a Durst de asesinar a su ex-mujer, Kathleen Durst, en 1982. Se declaró formalmente su muerte en 2017, y en noviembre de aquel año, la fiscalía del distrito de Westchester imputó al millonario por el supuesto crimen.
«Después de 40 años buscando justicia por su muerte, entiendo lo decepcionantes que son estas noticias para la familia de Kathleen Dunst», comentó en una declaración la abogada Miriam Rocah.
«Esperábamos ofrecerles la oportunidad de ver como Mr Durst se enfrentaba por fin a cargos por el asesinato de Kathleen, por que sabemos que las familias nunca dejan de buscar finales, justicia, y responsabilidad», añadió. 
tracking