23 de mayo de 2022

Fotografía de lanzamiento de misiles distribuida por Corea del Norte

Fotografía de lanzamiento de misiles distribuida por Corea del NorteAFP

Nueva provocación de Corea del Norte con un cuarto lanzamiento de misiles en un mes

El nuevo lanzamiento de misiles se produce como respuestas a las amenazas de sanciones de Estados Unidos

Corea del Norte efectuó este lunes 17 de enero un cuarto lanzamiento de misiles balísticos en menos de un mes. Según el Estado Mayor Conjunto de Corea del Sur, los norcoreanos habrían lanzado dos misiles de corto alcance en dirección al Mar de Japón, aunque habrían caído dentro de su zona económica exclusiva.
Este lanzamiento se suma a los de los pasados 5 y 11 de enero, en que Corea del Norte lanzó dos misiles hipersónicos, y el pasado 14 de enero, cuando lanzó dos misiles guiados desde un ferrocarril.
Según el ministro de Defensa de Japón, los misiles alcanzaron una altitud de 50 kilómetros y se precipitaron al mar tras recorrer una distancia de 300 kilómetros.
Con estos lanzamientos, Corea del Norte pretende realizar un desafío a la comunidad internacional al violar las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU que le prohíben hacer ensayos con misiles balísticos.
Tras los tres primeros lanzamientos de este mes, Estados Unidos propuso a la ONU una ronda de sanciones, aunque no se detalló en qué consistirían.
Las autoridades del régimen comunista norcoreano han emprendido esta estrategia de confrontación en un momento en que el país atraviesa una grave crisis económica y alimenticia debido a las sanciones internacionales y a los efectos de la pandemia de coronavirus.
Pyongyang respondió a las amenazas de nuevas sanciones con este último lanzamiento después de que el líder norcoreano, Kim Jong Un, pidiera «fortalecer la estrategia militar». Además, un portavoz del ministerio de Exteriores norcoreano recalcó que Corea del Norte tiene «legítimo derecho» a defenderse y advirtió que, si «Estados Unidos adopta una postura de confrontación, la DPRK (Corea del Norte) deberá tomar una reacción más fuerte y certera», informó AFP citando a la agencia oficialista KCNA.
A la segunda prueba, que tuvo lugar el 11 de enero, asistió Kim Jong Un, según una serie de fotografías propagandísticas distribuidas por la agencia oficial KCNA.
Según fuentes de defensa de Corea del Sur, estos lanzamientos muestran un importante avance en tecnología militar.
El desafío se produce cuando Corea del Norte parece estar reactivando su comercio con China por sus fronteras terrestres. Las fronteras entre ambos países aliados se mantuvieron cerradas desde hace más de un año para evitar la propagación del coronavirus.
Según expertos surcoreanos, la estrategia de confrontación de Corea del Norte estaría apoyada por China, e incluso ambos países podrían estar coordinados. Según un profesor de la Ewha Womans University, citado por AFP, «Pekín es más que cómplice de las provocaciones de Pyongyang; China está apoyando económicamente a Corea del Norte y coordina con sus militares».
Comentarios
tracking