09 de agosto de 2022

Roman Kutuzov Rusia Ucrania

Imagen de archivo del general ruso Roman Kutuzov, muerto en LuganskUkraine Now

106 días de guerra en Ucrania

Rusia ha perdido ya 12 generales, forzados muchas veces a realizar funciones de mandos inferiores

La reciente muerte del general Roman Kutuzov rompe el tabú en Rusia sobre las numerosas bajas de generales rusos en Ucrania

Los generales rusos caen como moscas en Ucrania. Desde el inicio de la invasión el 24 de febrero han muerto 12 en el campo de batalla.
Según diferentes informes, como los realizados por el ministerio de Defensa británico o el think tank Institute for the Study of the War (ISW), la presión por lograr éxitos inmediatos y la falta de suboficiales ha llevado a los generales a desempeñar funciones que corresponderían a escalafones inferiores y exponerse en exceso al fuego enemigo.
El general checheno Magomed Tushaev, el general Andrei Sukhovetsky, el general Vitaly Gerasimov o el general Yakov Vladimírovich Rezántsev son solo algunos de los nombres de una lista excesivamente larga. El último en caer ha sido el general Roman Kutuzov.
Sobre la muerte del general Kutuzov, en el frente del Donbás, empiezan a conocerse más datos que confirman la sorprendente e insensata exposición de los generales rusos.
El general se encontraba dirigiendo una operación junto a la localidad de Mykolaiv, con el objetivo de cerrar el cerco sobre Severodonetsk, en el momento en que el fuego de la artillería ucraniana impactó contra su posición.
Según los informes recogidos sobre el terreno, y difundidos por The Moscow Times, el general dirigía personalmente a sus propios soldados en el campo de batalla, como si no tuviera suboficiales.
Los servicios de inteligencia occidentales no salen de su asombro y no entienden este modo de proceder de los generales rusos.
La única explicación es que el miedo a no conseguir los objetivos que les marca el Estado Mayor los lleva a asumir personalmente las operaciones.
Otra razón que podría explicar la alta mortandad entre los generales rusos se refiere a los problemas de comunicación que, desde el inicio de la guerra, padecen las tropas rusas.
Incluso, en algunos casos, las unidades militares rusas han tenido que recurrir a líneas telefónicas convencionales para comunicarse con sus superiores al carecer de líneas propias de uso militar.
Esa imprudencia ha permitido al ejército ucraniano ubicar a las tropas rusas, identificar los lugares donde se encontraban los oficiales de alto rango y lanzar ataques quirúrgicos para eliminar objetivos específicos.
Un analista militar consultado por The Moscow Times apunta a que, ante las dificultades para comunicar con las unidades en primera línea, los generales se acercan al frente para comunicar las órdenes de forma personal.
Rusia está perdiendo en Ucrania a algunos de sus mejores activos. Muchos de los generales, y otros oficiales y suboficiales, muertos en el terreno ucraniano eran militares con gran experiencia en las guerras de Chechenia, Georgia, Siria, Crimea y el Donbás.
El general Kutuzov estaba considerado uno de los mejores generales rusos en el campo de batalla ucraniano. Su muerte ha supuesto un duro golpe en Moscú entre los sectores más entusiasmados con la invasión.
En el perfil de Telegram WarGonzo, alineado con el Kremlin y, muchas veces, más «putiniano» que Putin, se lamentó su muerte con un mensaje donde la propaganda se dejó a un lado para dar espacio a la cruda realidad que afrontan las tropas rusas en la guerra.
«Tanto para nosotros como para los sirios, era el hombre con más autoridad y el más eficaz de los comandantes rusos». «Los mejores se van», concluye el mensaje. La guerra continúa.
Comentarios
tracking