Fundado en 1910

25 de mayo de 2024

Zelenski, este miércoles, durante un discurso a la Nación

Volodimir Zelenski durante un discurso a la NaciónPresidencia de Ucrania

146 días de guerra en Ucrania

Zelenski nombra a un agente especial en el SBU para que saque a los topos rusos de su Administración

Vasyl Maliuk, un veterano de Inteligencia, es el elegido del presidente de Ucrania para purgar la Administración de espías rusos

Volodimir Zelenski no tardó ni 24 horas en encontrar reemplazo para Iván Bakanov, ex jefe del Servicio de Seguridad del Estado (SBU) y amigo de la infancia del dirigente ucraniano.
El presidente designó a Vasyl Maliuk, ex primer subjefe del SBU, el departamento que, de acuerdo a las denuncias de Zelenski, estaría cuajado, como buena parte de la Administración, de topos rusos.
Maliuk estará a partir de ahora al mando de unos 30.000 efectivos y no todos parece que son trigo limpio. Entre sus objetivos se encuentra identificar, además de a los 60 infiltrados que señaló Zelenksi el domingo, a aquellos que han logrado mantenerse encubiertos sin que nadie sospeche de ellos.
En un vídeo de madrugada, Zelenski se expresó de un modo que dio pie a sospechas de traición personal de sus dos ex colaboradores. «Los crímenes contra los cimientos de la seguridad nacional del Estado y los vínculos registrados entre la Fuerzas de Seguridad ucranianas y los servicios especiales rusos -advirtió- plantean preguntan muy serias sobre sus respectivos líderes».
Andriy Smyrnov, vicejefe de Gabinete de Zelenski, tuvo que salir al paso de los comentarios desatados por las palabras de su presidente y confirmar que su salida fue por incapaces y no por traidores: «Todo el mundo ha estado esperando demasiado tiempo por resultados más concretos ».
Los responsables de la Fiscalía y el SBU, continuó, tenían que «limpiar de traidores» sus departamentos. El problema es que no lo hacían por incompetentes y «en el sexto mes de la guerra, seguimos encontrando docenas de esas personas en cada una de estas instituciones».

El último topo

El último topo cazado en la vía pública fue Oleh Kulinich , ex jefe de la SBU en Crimea, la península ocupada en 2014 por Rusia. Le habían despedido el pasado mes de marzo y el sábado pasado fue arrestado en la vía pública en una operación tuiteada por el veterano periodista Viktor Kovalenko.
Bakanov estaba al frente del SBU desde 2019. Amigo de Zelenski de la infancia, crecieron juntos en la ciudad de kryvyi Rih; trabajó para la productora Studio Kvartal-95 de Zelenski en sus tiempos de comediante y dirigió la campaña del actor que se hizo candidato y llegó a la Presidencia para, sin haberlo imaginado, tener que enfrentar una guerra.
El día que decidió colocar a su amigo en el servicio de seguridad, éste -según el diario británico The Guardian- trabajaba en una empresa española cuyo nombre se ha omitido.
Su destitución la anunció el presidente el domingo en un vídeo junto a la de la fiscal general, Iryna Venediktova. A ambos les reprochó su incompetencia por no ser capaces de ver lo que tenían delante: al enemigo.
Dicho de otro modo, por no ocuparse de hacer la purga necesaria ni saber quién es quién en sus filas, un error imperdonable en tiempos corrientes y en días de guerra, un pecado mortal para los soldados que luchan en el frente de batalla.
A la fiscal que entendía de los crímenes de lesa humanidad cometidos por el ejército de la Federación Rusa le reprochó también su ineptitud y desidia. Ambos cayeron en desgracia y se les vinculó, injustamente, con filtraciones de las que, en rigor, no eran los autores sino los tontos útiles.

Un hombre nuevo y un viejo agente

Vasyl Maliuk responde a un perfil totalmente diferente, dirigió la unidad contra la corrupción y el crimen organizado dentro del SBU.
Con su nombramiento parece que Zelenski quiere derribar su mala fama en Ucrania, previa a la invasión de Rusa y reparar el daño hecho por sus ex colaboradores.
El presidente de Ucrania había recibido una avalancha de críticas por colocar en puestos tan sensibles como la seguridad del Estado, a personas de su círculo íntimo que no tenían experiencia para los puestos encomendados.

La lista negra de embajadores

Los patinazos de Zelenski en el reparto de cargos en la Administración resultaban muy sonados. En Exteriores, tuvo que prescindir en las ultimas semanas de cinco embajadores en destinos tan importantes como Alemania. Hungría, Noruega, república Checa y la India son otras plazas que ha tenido que cambiar y cubrir con profesionales con experiencia.
Quizás, a partir de ahora, con estos cambios, Ucrania pueda estar si no blindada, al menos algo más segura mientras Putin insiste en conquistarla.
Comentarios
tracking