04 de febrero de 2023

Giorgia Meloni Fratelli d'Italia

La candidata de Fratelli d'Italia, Giorgia Meloni, en un acto electoralAFP

Giorgia Meloni condena el fascismo y niega que sea un peligro para la democracia en Italia

La líder de Fratelli d’Italia aspira a encabezar un gobierno de centro derecha tras las elecciones previstas para el próximo 25 de noviembre

La líder del partido conservador italiano Fratelli d’Italia, Giorgia Meloni, trata de conjurar los demonios de su pasado y zanjar de una vez por todas el debate sobre sus vínculos con el fascismo.
En un vídeo publicado en sus redes sociales en francés, inglés y español, Meloni, que las encuestas sitúan en cabeza empatada con el socialdemócrata partido Democrático en las elecciones del próximo 25 de septiembre, ha condenado con firmeza el fascismo.
«Sin ambigüedades, obviamente condenamos el nazismo y el comunismo», subrayó la aspirante a presidenta del consejo de ministros italiano.
En el vídeo, Meloni recuerda que, a diferencia del fascismo, el comunismo es «la única ideología totalitaria del siglo XX que todavía permanece en el poder en algunas naciones, sobreviviendo a sus trágicos errores que a la izquierda le cuesta tanto condenar, tal vez porque recibieron durante décadas de la Unión Soviética una generosa financiación».
A diferencia de las izquierdas y su nostalgia soviética, «la derecha italiana ha mandado el fascismo a la historia desde hace décadas, condenando sin ambigüedades la privación de democracia y las infames leyes antijudías».
En su vídeo, la líder de Fratelli d’Italia, partido surgido de la refundación del Movimento Sociale Italiano, fundado sobre los escombros del Partido Fascista de Mussolini tras la Segunda Guerra Mundial, rechaza las acusaciones de defender una regresión democrática en Italia.
«He leído que la victoria de Fratelli d’Italia en las elecciones de septiembre supondría un desastre que llevaría a un regreso autoritario, a la salida de Italia del euro y otras absurdeces del estilo. Nada de todo eso es verdad», se defendió.
Frente a las «conflictivas» alianzas de izquierda que han gobernado Italia en la última década, Meloni afirmó que el país «necesita un gobierno cohesionado y con las ideas claras, que no solo no malgastará un euro de los recursos, sino que favorecerá la inversión y el crecimiento de nuestro país».
En ese sentido, denunció en el vídeo que «desde hace más de diez años en Italia los gobiernos no son el resultado de lo que votan los ciudadanos, sino el resultado de acuerdos secretos entre partidos».
«En estos diez años, la izquierda en Italia se las ha arreglado para permanecer siempre en el poder a pesar de no haber ganado unas elecciones desde el lejano 2006», insistió. «Se trata de una gran anomalía en el panorama político occidental, porque en democracia, lo normal es que quien pierde las elecciones se marche a la oposición».
Sobre la postura del partido respecto a la guerra ucraniana, «hemos condenado en más de una ocasión la brutal agresión rusa contra Ucrania».
Además, defiende una postura europeísta al defender la idea de una Europa que sea «una entidad política capaz de representar un valor añadido real para sus ciudadanos, con menos burocracia y más capacidad de incidir en los grandes asuntos».
«Somos personas leales, honestas, decididas. Y estamos listos para marcar el comienzo de una nueva etapa de estabilidad, libertad y prosperidad para Italia. Le guste o no a la izquierda», concluye su vídeo Giorgia Meloni.
Comentarios
tracking