04 de octubre de 2022

El presidente ruso, Vladimir Putin, en Samarcanda, Uzbekistán

El presidente ruso, Vladimir Putin, en Samarcanda, UzbekistánSergei Bobylyov / AFP

210 días de guerra en Ucrania

Putin amenaza con recurrir a su arsenal nuclear y ordena una «movilización militar parcial»

El presidente de la Federación Rusa, avanza en la escalada del conflicto, admite que su país está en guerra y advierte: «Utilizaremos todos los medios a nuestro alcance para proteger a Rusia y a nuestro pueblo.»

Vladimir Putin ha elegido avanzar, con todos los recursos militares que tiene a su alcance, en su conquista de Ucrania.
En su primer discurso a la nación desde que ordenó la invasión de la ex provincia de la vieja Unión Soviética, anunció una «movilización militar parcial» de su población y advirtió a Occidente de que la Federación Rusa «posee armas de destrucción masiva» y «en algunos casos, más modernas que las de los países de la OTAN.»
Putin se dirigió esta mañana al pueblo ruso y dio respuesta al ala más dura del Kremlin que le exige entrar en la guerra total y dejar de lado el eufemismo de «Operación militar especial», un invento para justificar el despliegue de tropas del 24 de febrero en Ucrania.
Putin ha elegido pasar a esta segunda fase de su conquista de Ucrania sin llegar a la movilización absoluta aunque, a tenor de sus palabras, en rigor, ese sea el mensaje ímplicito.
Antes le envió otro a la OTAN al reprochar a Occidente que quiera «debilitar, dividir y destruir finalmente nuestro país». En su intervención Putin recordó la disolución de la Unión Soviética, la mayor tragedia del siglo XX a ojos del ex agente de la extinta KGB.
En su discurso Putin declaró que el Gobierno concederá el «estatus legal a los voluntarios» que luchen en Donbás.
La región del este de Ucrania, con una población importante de perfil pro ruso, es el objetivo principal para Putin que insistió en la necesidad de «liberar el Donbas» del régimen «nazi» de Zelenski. Asimismo, reivindicó la unidad del territorio ruso incluida la península de Crimea que anexionó en el 2014.
A lo largo de 14 minutos largos, Putin ratificó la legitimidad y el respaldo a los referéndums, -una «farsa» en palabras de Macron-, de las cuatro provincias rusas que lo anunciaron ayer: Luhansk, Donetsk, Kherson y Zaporiyia. La mayoría de los líderes de Occidente los descalificaron.
Mapa referéndums Ucrania

Lugansk, Donetsk, Zaporiyia y Jersón celebrarán referéndums para incorporarse a RusiaKindelán

Putin arremetió contra Occidente y le acusó de no querer la paz entre Ucrania y Rusia. En su intervención se dirigió a la OTAN y a sus aliados. «Se ha utilizado el chantaje nuclear» lamentó para pasar a acusar a la Alianza, «del bombardeo de la planta nuclear de Zaporiyia -alentado por Occidente- que amenaza con provocar una catástrofe nuclear».
En ese contexto, reprochó, «las declaraciones de altos representantes de los países de la OTAN sobre la posibilidad y permisibilidad del uso de armas de destrucción masiva contra Rusia.»

Nuestro país también posee varios medios de destrucción, y en algunos casos son más modernos que los de los países de la OTANVladimir Putin

A renglón seguido advirtió: «Me gustaría recordar a quienes hacen tales declaraciones sobre Rusia que nuestro país también posee varios medios de destrucción, y en algunos casos son más modernos que los de los países de la OTAN.»

Cuando la integridad territorial de nuestro país se vea amenazada, por supuesto, utilizaremos todos los medios a nuestro alcance para proteger a Rusia y a nuestro puebloVladimir Putin

Dicho esto, añadió: «Cuando la integridad territorial de nuestro país se vea amenazada, por supuesto, utilizaremos todos los medios a nuestro alcance para proteger a Rusia y a nuestro pueblo.»

Esto, no es un farol. Aquellos que intentan chantajearnos con armas nucleares deben saber que la veleta puede girar y apuntar hacia ellosVladimir Putin

Dicho esto, añadió: «Esto, no es un farol. Aquellos que intentan chantajearnos con armas nucleares deben saber que la veleta puede girar y apuntar hacia ellos».
Vladimir Putin advirtió que en estos meses de confrontación Occidente ha convertido a los ucranianos, según traducción libre del ruso, «en carne de cañón». Dicho de otro modo, que al apoyar a Zelenski y convencerle de que puede ganar esta guerra, ha llevado al matadero a su pueblo.
Grabada ayer, la intervención de Putin estaba prevista junto a su ministro de Defensa, Serguei Shoigú por la noche. A última hora cambió de opinión y el Kremlin dio a conocer que su comunicado se produciría esta mañana.
Falta ver la reacción, si la hay, de una población hastiada de un escenario bélico, del aislamiento de su país y de un régimen autoritario que viola de forma sistemática los derechos y libertades de sus ciudadanos.
El anuncio de Putin contrasta con las declaraciones de Erdogan de ayer en las que el presidente turco expresaba su convencimiento de que Putin estaba dispuesto a poner fin a la guerra «lo antes posible». Quizás su apreciación era correcta, lo que no parece que fuera acertado es que vaya a hacerlo de manera dialogada.
Erdogan aseguró que ese alto fuego, a su juicio, llevaría implícito la renuncia de territorios ocupados por Moscú, extremo que, hasta ahora, Putin ha descartado de pleno.
La decisión de Putin coincide con la Asamblea General de Naciones Unidas. donde los dirigentes, desde el chileno Gabriel Boric a Emmanuel Macron han exigido el fin de la guerra.
Comentarios
tracking