Fundado en 1910

29 de mayo de 2024

El presidente de Brasil, Lula da Silva, durante su intervención tras los disturbios en Brasilia

El presidente de Brasil, Lula da Silva, durante su intervención tras los disturbios en Brasilia

Lula decreta la intervención federal en Brasilia: «Todos los vándalos serán castigados»

El presidente de Brasil compareció ante los medios después de que miles de seguidores de Bolsonaro asaltaran el Congreso, el Supremo y el palacio presidencial en la capital brasileña

El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, afirmó este domingo en rueda de prensa que los «vándalos fascistas» que invadieron las sedes del Parlamento, el Supremo y la Presidencia serán «encontrados» y «castigados». El dirigente ha decretado la intervención federal en el área de la seguridad de Brasilia.
El mandatario de izquierdas calificó de «barbarie» los graves altercados vividos hoy en la capital brasileña por parte de radicales de la extrema derecha que exigen una «intervención» militar que devuelva al poder al exgobernante Jair Bolsonaro, quien se encuentra en Estados Unidos.
Lula aseguró que los radicales han sido «estimulados» por el exgobernante y que «pagarán con la fuerza de la ley» por los disturbios provocados. «Vamos a descubrir a los financiadores» de esas protestas violentas y de cuño golpista, que «destruyeron todo lo que encontraron a su paso», indicó Lula, quien denunció fallos de seguridad por parte del Gobierno del Distrito Federal de Brasilia.
«La democracia garantiza el derecho de la libertad de expresión», pero «exige que las personas respeten las instituciones», manifestó Lula, quien juró como jefe de Estado de Brasil el pasado 1 de enero. Lula se encontraba este domingo en Araraquara, en el interior de Sao Paulo, para conocer los daños provocados por las fuertes lluvias de los últimos días en la región
Miles de partidarios radicales del expresidente Jair Bolsonaro provocaron el caos este domingo en Brasilia al invadir y destrozar las sedes del Parlamento, la Presidencia y la Corte Suprema. Ocurrió tras una manifestación en la que pedían una intervención militar para derrocar a Lula da Silva.
El grupo superó una barrera policial y subió la rampa que da acceso al tejado de los edificios de la Cámara de los Diputados y del Senado de la capital brasileña. Algunos entraron dentro de la sede legislativa en una situación que recuerda a la vivida hace dos años en el Capitolio de EE.UU. después de que Donald Trump perdiera las elecciones contra Joe Biden.
Desde el triunfo de Lula en la segunda vuelta electoral del 30 de octubre, con el 50,9 % de los votos válidos frente al 49,1 % de Bolsonaro, los simpatizantes de este se han concentrado en las afueras de los cuarteles del Ejército. Antes de la invasión del Congreso, Dino se pronunció en las redes sociales y dijo que los opositores deberán esperar hasta 2026, cuando se celebren las próximas elecciones presidenciales, así como el actual Gobierno esperó entre 2018 y 2022.

Temas

Comentarios
tracking