Fundado en 1910

25 de febrero de 2024

Dmitri Medvedev y Vladimir Putin durante una reunión

El vicepresidente del Consejo de Seguridad ruso Dmitri Medvedev y Vladimir PutinAFP

329 días de guerra

Medvédev vuelve al ataque: insiste a Occidente del riesgo de una guerra nuclear

El expresidente ruso recuerda que «las potencias nucleares no pierden grandes conflictos de los que depende su destino» y «esto debería ser obvio para cualquiera. Incluso para un político occidental»

La invasión de Rusia a Ucrania hace casi un año ha desencadenado el conflicto europeo más grave desde la Segunda Guerra Mundial.
A pesar del apoyo de la OTAN a Ucrania, Vladímir Putin continúa aumentando la producción militar y no tiene ninguna intención de abandonar el país vecino y antiguo territorio soviético.
«Mañana, en la base Ramstein (Alemania) de la OTAN, los grandes líderes militares discutirán nuevas tácticas y estrategias, así como el suministro a Ucrania de nuevos armamentos pesados y sistemas de ataque», señaló Medvédev.
A pesar de que Occidente cuenta con una superioridad militar convencional sobre Rusia, cuando se trata de armamento nuclear, Vladimir Putin lleva la delantera.
Las doctrinas nucleares rusas se establecieron durante la Guerra Fría para determinar cómo y cuándo usar las armas nucleares. En 2020 se concluyó que Rusia, en legítima defensa, realizaría un ataque nuclear si sufriera una agresión que, de acuerdo a su criterio, suponga una amenaza para su existencia.
«Después de la celebración del Foro de Davos (Foro Económico Mundial), donde ignorantes repetían sin cesar: Para lograr la paz, Rusia debe perder, a ninguno de ellos se le ocurrió pensar que la derrota de una potencia nuclear en una guerra convencional puede provocar el estallido de una guerra nuclear», añadió.
Medvédev ha insistido en que «las potencias nucleares no pierden grandes conflictos de los que depende su destino» y que «esto debería ser obvio para cualquiera. Incluso para un político occidental que haya conservado al menos algún rastro de inteligencia».
Con estas declaraciones, el vicepresidente del Consejo de Seguridad ruso pretendía, una vez más, intimidar a los aliados de Kiev antes de la reunión de mañana donde se anunciará un nuevo envío de material militar a Ucrania que incluirá vehículos blindados y tanques modernos.
Comentarios
tracking