Fundado en 1910

21 de febrero de 2024

EL presidente francés, Emmanuel Macron, y su esposa Brigitte

EL presidente francés, Emmanuel Macron, y su esposa BrigitteGTRES

La guerra entre Marruecos y Francia alcanza un nuevo nivel con Macron en la diana

Rabat y París han vuelto a enfrentarse por el rechazo marroquí a la ayuda humanitaria francesa tras el terremoto

Marruecos y Francia están cada vez más lejos de entenderse. El país norteafricano ha elevado la disputa y ha arremetido frontalmente contra el presidente francés, Emmanuel Macron, y su vida privada. Tras la última disputa pública por el envío de ayuda por parte de París al país africano tras el terrible terremoto, que afectó a las zonas más pobres del Atlas marroquí, y que Rabat rechazó, el fin de semana el periódico Le360 –afín al Palacio Real– dedicó todo un artículo a poner en duda la vida privada de Macron.
El digital comienza definiendo al presidente galo como un «showman con un lenguaje corporal perfecto que no deja nada al azar». Posteriormente, pasa a cuestionar la «solidez de su matrimonio con Brigitte Trogneux», para dejar caer que, «sorprendentemente y casi exclusivamente», su círculo más estrecho está formado por «chicos guapos». Estos indicios, apunta Le360, «plantean interrogantes sobre la identidad del jefe del Estado francés».
El periódico marroquí pinta un perfil del líder francés como «poco coherente» y viene a sugerir que podría tener inclinaciones homosexuales. El artículo menciona que ya en 2016, en Francia se especulaba sobre la vida privada de Macron –por aquel entonces candidato a la Presidencia de la V República–. Las insinuaciones sobre sus inclinaciones sexuales fueron utilizadas por la oposición para atacar a un joven Macron que había formado su propio partido, Renacimiento.
Estas especulaciones, por lo tanto, no son nada novedosas. Lo que sí resulta sorprendente es que un diario tan ligado al Palacio Real marroquí ataque de una manera tan directa al propio presidente francés, en un momento en el que las relaciones entre ambos países –antaño grandes aliados– están en el punto más bajo de su historia reciente. «Un poco hombre, un poco mujer, pero no se responsabiliza de nada: ¿quién es realmente Emmanuel Macron?», llega a titular Le360.
Pero el digital va más allá y, basándose en rumores esparcidos a lo largo de estos años, señala que «el candidato Macron no sólo sería un 'homosexual avergonzado', sino que además mantendría una relación extramatrimonial, ya que está casado con Brigitte Macron, 24 años mayor. Enlace que algunos han puesto en duda afirmando que se trata de una tapadera para su doble vida». Macron, acostumbrado a las habladurías, en 2017 afrontó el asunto y, en tono de burla, afirmó que «este rumor no solo es desagradable para Brigitte, sino que además ella, que comparte mi vida de día y de noche, se pregunta cómo me las arreglo físicamente».
Marruecos no solo mantiene el pulso a Francia, sino que lo eleva a otro nivel, más teniendo en cuenta que el Rey de Marruecos, Mohamed VI, ha recibido múltiples críticas por mantener una relación muy estrecha con tres hermanos boxeadores, los Azaitar, con los que además convive y pasa largas temporadas de vacaciones. De hecho, uno de los lugares predilectos del monarca alauí para pasar sus días de descanso es Francia, donde posee dos propiedades. Precisamente fue en el palacete de París donde se encontraba Mohamed VI cuando tuvo lugar el devastador terremoto en su país. 16 horas tuvieron que pasar hasta que el Rey de Marruecos llegó a su país y se dirigió a su pueblo.
La guerra entre París y Rabat se intensifica. Macron, acostumbrado a estos rumores, ha hecho oídos sordos a los ataques que se vierten en la prensa local marroquí hacia su persona. El mismo digital Le360 insiste en que «el Rey Mohamed VI irrita al Estado profundo francés», mientras alaban la gestión de Rabat ante el seísmo y mantienen que no necesitaban la ayuda del país galo tras la catástrofe.
Comentarios
tracking