Fundado en 1910

27 de febrero de 2024

Delsa Solórzano, opositora venezolana

Delsa Solórzano, opositora venezolanaA.F.

Entrevista a Delsa Solórzano, precandidata opositora a la presidencia de Venezuela

«El objetivo primordial aquí es sacar a Maduro del poder y eso es lo que persigo incansablemente»

Activista política y abogada de 52 años, es dirigente de la oposición venezolana que se identifica con la centroderecha aunque su historia está marcada por formar parte de partidos de centroizquierda

Los sondeos la colocan entre los tres primeros candidatos por intención de voto y es la única de ellos que no está inhabilitada. Solórzano también ha sido activista de derechos humanos, profesora universitaria y articulista de distintos periódicos.
Fue diputada a la Asamblea Nacional de Venezuela, para el período 2016-2021, y presidenta de la Comisión Permanente de Política Interior de la Asamblea Nacional de Venezuela de 2016 a 2018; así mismo, se desempeñó como vicepresidente de la Comisión de Derechos Humanos de los Parlamentarios de la Unión Interparlamentaria Mundial.
Fue vicepresidenta del partido socialdemócrata Un Nuevo Tiempo del que se separó en el 2018. También ejerció como diputada al Parlamento Latinoamericano, Capítulo Venezuela en el período 2011-2016.
En enero de 2023 se inscribió en las elecciones primarias de la Plataforma Unitaria de 2023 con el apoyo de su partido Encuentro Ciudadano.
Delsa Solorzano, precandidata opositora a la presidencia de Venezuela

Delsa Solorzano, precandidata opositora a la presidencia de Venezuela@delsasolorzano

«Las inhabilitaciones son inconstitucionales, así de simple, pero son, porque vivimos en dictadura. Así como que Maduro no es el presidente constitucional, pues en 2017 la Asamblea Nacional declaró su abandono del cargo y en el 2018 el mundo democrático acompañó la tesis de que lo que había ocurrido había sido un proceso electoral viciado y que, en consecuencia, ese proceso era nulo; si embargo hoy nos toca enfrentarnos a unas elecciones contra un presidente de hecho y vemos a muchos países negociando directamente con Maduro», reflexiona.
De acuerdo con Solórzano «estos son hechos que no pueden ser obviados en la búsqueda de soluciones y de los mecanismos reales que tenemos. Estamos enfrentando a una dictadura, con las armas constitucionales y propias de la democracia. Aquí lo importante, entonces, es tener un candidato o candidata que pueda inscribirse y competir contra Maduro, y pueda, en términos reales, sacar a Maduro del poder».
«No podemos, pues, actuar en función de los intereses personales, sino con el objetivo superior que es Venezuela en democracia. Mi experiencia en la calle es que ese es también el objetivo de los venezolanos, más allá de sus preferencias por un determinado candidato» apuntó la líder opositora.
Respecto a sus propósitos como candidata en las elecciones primarias, ha señalado que «el objetivo primordial aquí es sacar a Maduro del poder, y eso es lo que persigo incansablemente»; y resaltó la importancia de la unidad y la responsabilidad en el proceso de elección de un candidato para enfrentar al régimen de Nicolás Maduro.
«Y para eso es la primaria, para que la gente decida quién es esa persona que debe conducir los destinos del país en dos etapas: la primera, ganar las primarias; y la segunda, que puedas lograr que haya condiciones para tener unas elecciones libres».
«Las primarias han sido un logro. Ponernos de acuerdo entre las fuerzas democráticas sobre un método de selección de la persona abanderada para la presidencia, sin duda alguna, no fue fácil. Y debo decir, pues mucha gente no lo sabe, que esto fue una propuesta de mi partido, Encuentro Ciudadano, el más joven de la alianza en la Plataforma Unitaria, como una respuesta crítica a la forma en que se venía manejando la política nacional en torno a la alianza de las fuerzas democráticas, caracterizado por la imposición a dedo de las candidaturas y en la toma de decisiones, sin participación de la gente que debería ser tomada en cuenta a la hora de definir el liderazgo».
Solorzano asegura que «hoy las primarias no pertenecen a un sector sino a la gente que quiere elegir, decidir y hacer un ejercicio democrático con las ideas y propuestas, en vez de enfrascarnos en la diatriba gobierno-oposición».

Piensan que tú no puedes porque eres mujer o porque luces de determinada manera y es más fácil mirarte que escucharte

Con relación a su condición de mujer en la política, piensa que «ser mujer en la política en Venezuela es muy difícil. Te enfrentas siempre a un tema de subestimación, o de que piensen que tú no puedes porque eres mujer o porque luces de determinada manera y es más fácil mirarte que escucharte. El primer reto es que logres ser escuchada. En la mayoría de los partidos políticos las mujeres no llegan a los esquemas de decisión más allá de que son la mayoría de las bases de los partidos».

Hasta ahora los hombres no han podido devolvernos la democracia

¿Y en su partido que piensan de eso? «En Encuentro Ciudadano no discriminamos por raza, por género, aquí la gente llega porque tiene talento. Sin duda alguna es un tema muy difícil en Venezuela, sin embargo, hoy podemos decir que estamos convencidos de que ya nuestra nación está lista para ser dirigida por una mujer… pues la verdad verdadera es que hasta ahora los hombres no han podido devolvernos la democracia».
Respecto a la situación del país y sus propuestas para superar las dificultades, ha dicho que «es obvio que estamos frente a una dictadura violenta, investigada por crímenes de lesa humanidad, que tiene 25 años violando los derechos humanos, pero hay gente que actúa como si estuviéramos en democracia y esperan conductas democráticas por parte del gobierno. Como es de esperarse de una dictadura, aquí todos los derechos, incluido el derecho político al voto, están conculcados por el gobierno, en su intención de impedir que haya democracia. Así que, la dictadura hará todo lo posible para impedir las primarias, y nosotros debemos tener clara cuál es la meta, el objetivo: sacar a Maduro o suplir algún tipo de interés o aspiración personal».

La dictadura hará todo lo posible para impedir las primarias

«Con eso claro, entendemos que nuestro desempeño político se desarrolla en un contexto dictatorial que intentará imponer sus reglas de juego. Eso es lo que hay y habrá, hasta que saquemos del poder al gobierno» apuntó Solorzano.

¿Qué es lo que nos espera?

«Lo primero, es entender que viene una transición, que no es cierto que con el cambio de gobierno es suficiente. Tiene que haber un cambio del sistema, pero hay que construirlo, igual que hay que reestructurar las instituciones del país que hoy no existen, hay que reconfigurar el aparato estatal y la función pública, hay que atender a los adultos mayores, a las juventudes que hoy sienten que el futuro no está en Venezuela sino atravesando la selva del Darién. Todo ello tiene que ver con ese necesario pensamiento de la transición y con cómo generas memoria histórica para que no vuelva a ocurrir lo que está ocurriendo, para que haya reconciliación nacional y justicia».
Pero lo primero es lo primero: «Lo primero es llegar a las primarias, pues hay que vencer los obstáculos y mantenerse en la ruta, con una actitud de rebeldía contra la aspiración del régimen de evitar que ocurran».
«Luego de ganar las primarias, tendré la obligación de articular con el resto de los actores políticos democráticos, pues hay que entender que, sin unidad no va a haber libertad en Venezuela. Aquí, nadie puede solo».
«Finalmente, habrá que articular también con quienes queremos que nos entreguen el gobierno, en aras del logro de las condiciones mínimas que nos permitan contarnos electoralmente, y luego, con la legitimidad del voto, salir de Maduro e iniciar el proceso de transición».
«En particular, yo me he preparado durante los últimos cinco años de mi vida y formado para la transición, para establecer un plan de trabajo, un programa de gobierno llamado Raiz+Oportunidad orientado a generar las oportunidades de carácter económico, político y social que sustituyan la economía de puertos por una economía productiva, para que los que se fueron puedan volver, para que los que hoy quieren irse sepan que acá tendrán oportunidades y para los que estamos acá y no queremos irnos, también tengamos las mismas oportunidades, todo ello acompañado de un proceso de justicia transicional, que haga prevalecer la justicia frente a la venganza, de manera que la transición a la democracia sea sólida y que nunca más volvamos a sufrir las terrible circunstancias que hemos vivido en el último cuarto de siglo».

Antes de la reconciliación es necesario primero que haya justicia

¿En esa concepción de transición dónde queda el pueblo que sigue apoyando al chavismo? «Eso es parte esencial de la transición. Una de las razones por las cuales fracasó el proceso de paz en Colombia es porque no escucharon a la gente. Si no escuchas a la gente, si no tienes contacto permanente con la nación, si no le explicas a la nación que en este proceso de transición tiene que haber una reconciliación nacional… pero antes de esa reconciliación es necesario primero que haya justicia. Todo se conjuga en escuchar a la ciudadanía».
Comentarios
tracking