Fundado en 1910

18 de abril de 2024

El primer ministro francés, Gabriel Attal

El primer ministro francés, Gabriel AttalAFP

Macron y Attal ceden ante el «viernes negro» sindical en las carreteras francesas y eliminan el impuesto al diésel

Francia también vetará el acuerdo comercial de la Unión Europea con los países sudamericanos del Mercosur

Tras ocho días de ira, y un «viernes negro» que ha colmado el vaso de la paciencia de los franceses, con cientos de kilómetros de autovías bloqueados por tractores, el gobierno francés encabezado por el primer ministro Gabriel Attal ha cedido a las demandas de los agricultores.
Principalmente, en una, en la demanda central de los sindicatos: la anulación del aumento del impuesto sobre el diésel agrícola.
Francia da marcha atrás de esta manera en uno de los caballos de batalla de la Unión Europea y las regulaciones comunitarias para reducir las emisiones contaminantes: la eliminación paulatina de los vehículos diésel.
El aumento de los impuestos al diésel había desatado la cólera de los agricultores, cuya maquinaria funciona con este combustible.
En cualquier caso, será el diésel agrícola, o no vial, es decir, el que emplean los tractores y otra maquinaria agrícola, la que se verá libre del impuesto, no los vehículos turismo.
«Vamos a detener este proceso de aumento del impuesto», que se esperaba que siguiera aumentando de forma progresiva hasta 2030.
El gobierno también anunció medidas para reducir o incluso anular la burocracia enrevesada establecida en la política agraria común de la Unión Europea, y anunció también una ayuda de emergencia de 50 millones de euros al sector agrícola, así como el amento de ayudas de emergencia para las enfermedades bovinas.
Además, reiteró que Francia vetará, e impedirá con su veto, que la Unión Europea adopte un acuerdo comercial con los países sudamericanos de Mercosur, lo que supondrían, según los agricultores y el gobierno francés, una competencia desleal de los productos agrícolas y ganaderos sudamericanos.
Comentarios
tracking