Fundado en 1910

23 de julio de 2024

La primer ministra italiana, Giorgia Meloni

La primer ministra italiana, Giorgia MeloniAFP

Meloni logra sacar adelante su plan para abrir un centro italiano de internamiento de inmigrantes en Albania

El plan cuenta con el respaldo de la Comisión Europea y el visto bueno del tribunal constitucional albanés

A priori, el plan resultaba similar al intento británico de trasladar a Ruanda a miles de solicitantes de asilo e internarlos en centros de internamiento a la espera de que se resolvieran sus solicitudes de asilo.

Sin embargo, allí donde el gobierno británico de Sunak ha fracasado, el italiano de Giorgia Meloni ha tenido éxito.

El tribunal constitucional de Albania ha dado su visto bueno al acuerdo entre Roma y Tirana para trasladar a suelo albanés a miles de solicitantes de asilo rescatados por la guardia costera italiana en el mar.

El proyecto es uno de los pilares del proyecto del gobierno italiano para reducir la inmigración ilegal que llega a las costas del sur de Italia procedente de África.

La otra pata es el «Plan Mattei» para África. Se trata de una hoja de ruta presentada ayer por Giorgia Meloni que prevé inversiones multimillonarias para desarrollar África en los países de origen de los migrantes.

El siguiente paso para que el acuerdo adoptado entre Meloni y su homólogo albanés, el primer ministro Edi Rama, es que se vote en el parlamento nacional de Albania.

Se trata, en realidad, de un trámite, ya que el presidente cuenta con mayoría parlamentaria y únicamente quedaba pendiente el visto bueno del tribunal constitucional para realizar la votación.

El acuerdo, sin embargo, cuenta con el rechazo de la oposición, que ven en el acuerdo una humillación y una violación de la soberanía albanesa.

El objetivo del gobierno italiano es trasladar al puerto albanés de Shengjin a 36.000 inmigrantes al año y analizar sus solicitudes de asilo en un centro de detención en una antigua base aérea.

El centro de detención cuenta con una capacidad máxima para 3.000 personas, por lo que el estudio de las solicitudes deberá ser ágil.

Aquellos cuyas solicitudes sean aprobadas, regresarán a Italia. Los que no, serán extraditados.

Con esta medida, Meloni quiere cumplir su promesa electoral de resolver el problema de la inmigración ilegal en Italia.

El año 2023 ha sido uno de los más críticos en este sentido con la llegada de más de 155.000 inmigrantes, lo que supone un aumento del 50 % respecto al año 2022, informó The Times.

El rotativo británico, sin embargo, insiste en que el acuerdo entre Italia y Albania es muy diferente al adoptado entre Reino Unido y Ruanda.

Además, los inmigrantes rechazados podrán presentar reclamaciones que serán analizadas en Italia, con la posibilidad de revocar el rechazo inicial.

Aunque las ONG que se dedican al rescate de inmigrantes han criticado duramente el plan, lo cierto es que, además del visto bueno del tribunal constitucional albanés, el proyecto cuenta con el respaldo de la presidente de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, que ha asegurado que respeta el derecho europeo e internacional.

Comentarios
tracking