Fundado en 1910

19 de junio de 2024

Soldados ucranianos en la batalla de Chasiv Yar

Soldados ucranianos en la batalla de Chasiv YarAFP

¿Cuándo empezarán a llegar a Ucrania las armas de EE.UU. después de aprobarse la ayuda?

La aprobación del paquete de ayuda militar de EE.UU. a Ucrania plantea ahora varias cuestiones

El paquete de ayuda militar de Estados Unidos a Ucrania afronta su recta final. Una vez superado el difícil escollo de la Cámara de Representantes –donde el paquete por valor de 61.000 millones de dólares estuvo bloqueado durante meses– ya solo queda el voto del Senado y la firma presidencial.

En cuanto al voto en el Senado, teniendo en cuenta que los demócratas controla la cámara alta, será puro trámite. La votación tendrá lugar esta misma semana, incluso, se habla, podría ser este mismo tarde.

La firma del presidente Joe Biden, una vez superado el trámite del Senado, podría estamparse en la ley en cuestión de horas.

Según el Pentágono, si los plazos se acortan y el paquete se aprueba en el plazo más breve posible, la ayuda militar podría empezar a llegar al campo de batalla este mismo viernes.

El primer material en llegar será lo más urgente: munición de artillería y de defensa aérea. Según apunta The Guardian, la mayor parte de las municiones no tendrán que viajar desde Estados Unidos, ya que están almacenadas en Europa y podrían llegar a Ucrania en cuestión de horas.

Otras municiones, a pesar de estar también almacenadas en Europa, tardarán algo más, una o dos semanas.

El senador Mark Warner afirmó que las provisiones militares, incluidos misiles ATACMS de largo alcance, se pondrán en tránsito hacia Ucrania a parir de «final de la semana», siempre que el Senado cumpla los plazos.

Con todo, aunque las armas lleguen con mayor o menor celeridad al teatro de operaciones, su efecto tardará en hacerse notar.

Según el ex comandante del Ejército estadounidense en Europa, Ben Hodges, consultado por The Guardian, «podrían pasar semanas antes de que se empiecen a notar efectos importantes en el capo de batalla».

Las armas, cuando empiecen a fluir de forma masiva, servirán para que Ucrania frene el empuje ruso y estabilice el frente, pero en este 2024 es prácticamente imposible que emprenda algún tipo de contraofensiva.

La guerra no esperará a la llegada de la ayuda militar estadounidense al campo de batalla y las fuerzas rusas continúan su ofensiva.

Según informaba este lunes el portavoz del grupo operativo estratégico Jortytsia del Ejército ucraniano, Nazar Voloshín, «entre 20.000 y 25.000 paracaidistas rusos están tratando de asaltar la localidad de Chasiv Yar y las poblaciones aledañas».

La situación es muy grave, las fuerzas rusas de 217º Regimiento de Paracaidistas de la 98ª División Aerotransportada asaltan las posiciones ucranianas en oleadas.

Por el momento, las fuerzas ucranianas están rechazando a las tropas rusas, pero podría llegar un momento en que las defensas ucranianas se vean sobrepasadas ante la marabunta de carne de cañón rusa y terminen cediendo.

El mismo jefe de la Dirección principal de Inteligencia del Ministerio de Defensa ucraniano (GUR), Kyrylo Budanov, reconoció que «nos espera una situación bastante difícil en un futuro próximo».

No obstante, la situación «no será catastrófica». «No habrá Armagedón, como muchos empiezan a decir, pero a partir de mediados de mayo habrá problemas».

Comentarios
tracking