Fundado en 1910

19 de mayo de 2024

El líder independentista serbobosnio Milorad Dodik

El líder independentista serbobosnio Milorad DodikAFP

El líder serbobosnio niega el genocidio y anuncia la secesión para no compartir «ni el aire» con los musulmanes

La ONU se dispone a aprobar una resolución para instaurar el día mundial en recuerdo del genocidio de Srebrenica

El presidente de la República Srpska, Milorad Dodik, aseguró este martes que esta entidad, una de las dos que componen Bosnia-Herzegovina, se separará muy pronto del resto del país y que los serbios no quieren compartir «ya ni el aire» con los bosnios (musulmanes).
El dirigente prorruso llegó a amenazar con separar el ente serbio con «una Gran Muralla China» si el próximo 2 de mayo la Asamblea General de la ONU adopta una resolución conmemorando el genocidio cometido en 1995 por tropas serbobosnias sobre la población musulmana de la localidad de Srebrenica.
«No queremos compartir con los bosnios ya ni el aire y aún menos otros valores. Nos acusan de ser un pueblo genocida, aunque saben que eso nunca ocurrió», dijo Dodik, informa la televisión serbobosnia RTRS.
Tras la guerra civil que terminó en 1995, Bosnia-Herzegovina quedó organizada en dos entes con alto nivel de autonomía, el de los serbios y el común de croatas y musulmanes, dentro de un Estado central.
Dodik hizo estas declaraciones en San Petersburgo tras reunirse con Nikolai Patrushev, secretario del Consejo de Seguridad de Rusia, que le prometió el voto en contra de Rusia a la resolución.
En una multitudinaria manifestación el pasado jueves, Dodik, que lleva años amenazando con la secesión, anunció que la República Srpska se unirá a Serbia.
Serbia y la República Srpska no reconocen los veredictos del Tribunal Penal internacional para los crímenes de guerra en la ex Yugoslavia (TPIY) cometidos por las fuerzas serbobosnias en Srebrenica, donde asesinaron a más de 8.000 civiles musulmanes.
La Unión Europea advirtió el pasado fin de semana de que los pasos secesionistas de la República Srpska «tendrán serias consecuencias».
«No hay lugar en Europa para la negación del genocidio, el revisionismo y la glorificación de los criminales de guerra», destacó la delegación de la UE en Sarajevo.
Comentarios
tracking