07 de diciembre de 2022

Fidel Castro y Salvador Allende, durante la visita que el dictador cubano realizó al país andino en 1976

Fidel Castro y Salvador Allende, durante la visita que el dictador cubano realizó al país andino en 1971El Debate

El Debate en América

A 50 años del Golpe Militar en Chile, el último negocio del gobierno

Quienes vivimos el gobierno de la Unidad Popular nunca olvidaremos el desastre económico, político y social al cual nos condujo Allende

Al acercarse el inicio del año 2023, el gobierno del Presidente Boric, con la participación de diversos ministerios y con recursos del Estado, inician lo que la izquierda llama conmemoración de los 50 años del golpe militar.
Hace 6 años y bajo el gobierno de Michelle Bachelet, el show fue la celebración de los 50 años de la modificación de la Ley de reforma agraria, una ley maldita que destruyó la agricultura chilena.
En esta oportunidad y ante la caída de su apoyo tras el plebiscito, el gobierno ocupará todas las instancias y todos los recursos disponibles para mantener vivo el «negocio» del golpe militar.
Recordemos que Boric al iniciar su gobierno, se dirigió a la estatua del marxista ex presidente, para saludar y se supone, a inspirarse para su mandato.
En esta estrategia el gobierno ha decidido asesorarse por Patricio Fernández, un ex constituyente que fracasó rotundamente como coautor y promotor de lo que se ha llamado acertadamente «mamarracho constitucional».
Lo que el gobierno de Boric pretende, es convencer a los chilenos, que el gobierno de Allende fue maravilloso y que el gobierno militar fue del terror, cuando la realidad fue todo lo contrario.
Quienes vivimos el gobierno de la Unidad Popular nunca olvidaremos el desastre económico, político y social al cual nos condujo Allende.
Recordemos la visita a Chile de casi un mes, del tirano del caribe Fidel Castro, las colas para comprar alimentos, la destrucción de la agricultura, de la industria y de la economía.
Chile tuvo el récord mundial de inflación y fue un apéndice de las economías soviéticas. Recordemos la importación de porcino enlatado de China, los tractores rumanos y los autos Lada.

A Allende le gustaba vivir bien, vestirse con buena ropa y tomar whisky caro. Utilizó al pueblo para su propio fin, que era llegar al poder e instaurar la dictadura del proletariado

A Allende le gustaba vivir bien, vestirse con buena ropa y tomar whisky caro. Utilizó al pueblo para su propio fin, que era llegar al poder e instaurar la dictadura del proletariado.
Las Fuerzas Armadas no tenían interés alguno en participar en el gobierno, pero en su momento no hubo otra salida, tras la declaración del Congreso de la República que declaraba inconstitucional al gobierno de Allende.
Hoy Chile enfrenta serios problemas, empezando por la inseguridad interna y la inmigración ilegal, por lo que distraer recursos y tiempo laboral de autoridades es una pésima idea.

La conmemoración de los 50 años de intervención de las Fuerzas Armadas es un gustito que la izquierda dura quiere darse, para seguir sacando partido de una historia mal contada por ellos mismos.

La conmemoración de los 50 años de intervención de las Fuerzas Armadas es un gustito que la izquierda dura quiere darse, para seguir sacando partido de una historia mal contada por ellos mismos.
Seremos testigos de centenares de actos en Chile y en el extranjero en los que en edificios del Estado, con recursos de todos los chilenos y la complicidad de los medios de comunicación, se volverá a hablar de la unidad popular. Dios nos dé paciencia.
Comentarios

Más de El Debate en América

tracking