29 de enero de 2023

El examen práctico de conducir debe evolucionar con las nuevas tecnologías

El examen práctico de conducir debe evolucionar con las nuevas tecnologías

Seguridad Vial

El importante cambio que va a hacer la DGT en el examen práctico de conducir

Siniestralidad y nuevas tecnologías obligan a poner al día el temido examen para obtener el carnet de conducir

A día de hoy hay aproximadamente dos millones de alumnos esperando para poder presentarse el examen práctico de conducir. Una cifra muy elevada que las asociaciones de autoescuelas denuncian como una situación irregular provocada por la falta de examinadores.
Denuncian la falta de previsión de la DGT que ha consentido que se jubilen un gran número de ellos sin preocuparse por su sustitución, abriendo cupos a nuevas plazas para poder incrementar el ritmo de exámenes semanales.

Faltan examinadores

Pero no es la única demanda que tiene CNAE (Confederación Nacional de Autoescuelas) para la DGT. Recientemente, ha hecho llegar hasta la misma la inminente necesidad de renovar el examen práctico de conducir para mejorar la formación de los alumnos aspirantes a conductores. En la actualidad aprueban el práctico en torno al 60 % de los solicitantes.
El examinador verifica los conocimientos del alumno

El examinador verifica los conocimientos del alumno

De acuerdo con las estadísticas que maneja la DGT, el 70 % de los fallecidos por accidente de tráfico tiene lugar en carreteras nacionales y comarcales. O lo que es lo mismo, siete de cada diez decesos en accidente tiene lugar en vías secundarias.
Este dato ha empujado a CNAE a solicitar a la DGT un cambio en la metodología de examen que incluya un recorrido obligado por trayectos de carretera nacional. CNAE confirma que han detectado que en muchas ocasiones los alumnos no salen preparados para circular en este tipo de carreteras, pues no son pocos los casos en los que es complicado encontrar este tipo de carreteras en la zona.
Por este mismo motivo, piden a la DGT que en los casos en los que los exámenes no puedan entrar a este tipo de vías se permita que las autoescuelas lleven a cabo una formación específica en este tipo de recorridos de elevada peligrosidad. Con independencia de que el examinador pueda verificarlo posteriormente.

Algo falla en la DGT

La DGT está seriamente preocupada por el aumento de accidentes en estas vías, de hecho ha llevado a cabo medidas como la eliminación del margen de 20 kilómetros/hora para adelantar. Es una realidad que la mayor parte de los accidentes en estas carreteras son frontolaterales y se producen por maniobras de adelantamiento mal calculadas y peor ejecutadas.
Faltan examinadores y el examen es superficial

Faltan examinadores y el examen es superficial

En paralelo, la DGT está impulsando que desde Fomento se realicen obras que sustituyan cruces por rotondas, así como nuevas señales que advierten de la presencia de coches en cruces con visibilidad reducida.

Formación en ADAS

Del mismo modo, la irrupción de las ayudas ADAS (Sistemas Avanzados de Ayudas a la Conducción), obligatorias desde hace algo menos de un año, es otro motivo por el que la DGT debería modificar el examen. Para poder valorar que el alumno conoce el funcionamiento de mecanismos como el control de crucero con sensor de frenada automática de emergencia, el detector de fatiga o el lector de señales de tráfico.
Comentarios
tracking