29 de junio de 2022

Françoise Rudetzki

Françoise Rudetzki

Françoise Rudetzki (1948-2022)

Referente francesa de las víctimas del terrorismo

Desde la presidencia de S.O.S Attentats, logró el reconocimiento legal de las personas fallecidas o heridas en atentados

Françoise Rudetzki
Françoise Dab nació en Neuilly-sur-Seine el 17 de julio de 1948 y falleció en París el 17 de mayo de 2022

Françoise Rudetzki

Licenciada en Derecho, inició su trayectoria profesional en la Asesoría Jurídica del Ministerio de Industria, antes de dirigir la pyme Havre-Provence. Desde 1985 hasta 2008 se dedicó en cuerpo y alma a S.O.S Attentats.

El 23 de diciembre de 1983, Françoise Rudetzki, exitosa directiva de una pyme, celebraba su décimo aniversario de boda con su marido, Maurice, en el Gran Véfour, lugar señero de la alta gastronomía parisina, cuando se produjo un atentado: el peso de una puerta metálica le aplastó las piernas. Operada en varias ocasiones, condenada a una irreversible movilidad reducida, contrajo el virus de la inmunodeficiencia humana –última etapa antes del Sida– y la Hepatitis C durante una transfusión realizada con sangre contaminada, origen de uno de los mayores escándalos político-sanitario de los años noventa.
Tamaña acumulación de desgracias no hizo sino potenciar la determinación de Rudetzki para dedicar el resto de su existencia a la causa de unas víctimas del terrorismo que en Francia no gozaban de ningún reconocimiento legal. Ni siquiera eran indemnizadas. Ese era el escenario cuando creó la asociación S.O.S Attentats en diciembre de 1985.
La fecha resultó no ser casual, pues apenas tres meses después París era sacudida por una ola de atentados, cuyos autores eran terroristas a sueldo del régimen iraní: fue la manera elegida por Teherán para obligar a Francia a cumplir, según ellos, sus obligaciones en materia de cooperación atómica, cuyo origen se remonta a la etapa del último Sha. También pretendían los ayatolas utilizar estas matanzas para provocar un cambio de orientación de la política francesa en el Líbano.
Rudetzki supo captar la indignación de la opinión pública de cara a la puesta en marcha de un sólido aparato legislativo para asegurar la protección de las víctimas del terrorismo. Su acción fue fructífera: en 1986, era votada la ley que creaba el Fondo de Garantía de las Víctimas de Actos Terroristas y demás Infracciones, en 1990 vio la luz la ley que equiparaba a las víctimas del terrorismo con las víctimas de guerra.
A finales de ese mismo año, S.O.S. Attentats recibió la autorización legal para poder ejercer como parte civil en los procesos relacionados con el terrorismo. Por último, en 1995, la presión de Rudetzki logró la extensión a 30 años de la prescripción para los crímenes y delitos de naturaleza terrorista. Sin olvidar el plano simbólico: en 1998, el presidente Jacques Chiras inauguró en los Inválidos, acompañado por Rudetzki, el Memorial de las Víctimas del Terrorismo, simbolizado por una mujer anónima decapitada.
Desgraciadamente, diez años después, S.O.S. Attentats se vio abocada a la desaparición por falta de medios. Eso no significó el final de la presencia de Rudetzki en la vida pública: a los pocos días de los atentados islamistas de noviembre de 2015, el entonces inquilino del Elíseo, François Hollande, la rescató para hacerle un hueco en el Consejo Económico, Social y Medioambiental.
Comentarios

Más de Obituarios

tracking