Fundado en 1910

21 de julio de 2024

Constantino de Liechtenstein

Constantino de LiechtensteinPRINCE OF LIECHTENSTEIN FOUNDATION

S.A.S. el Príncipe Constantin de Liechtenstein (1972-2023)

Tan buen empresario como persona discreta

Gestionó durante once años la fundación familiar, uno de los conglomerados financieros y culturales más consolidados de Europa

Constantino de Liechtenstein

Constantin Ferdinand María de Liechtenstein

Nació en San Galo (Suiza) el 15 de marzo de 1972 y falleció el 5 de diciembre de 2023

Banquero entre 1999 y 2012, desde ese año dirigió la Fundación Príncipe de Liechtenstein. Casado con la condesa de ascendencia húngara Marie Kálnoky de Kőröspatak, el matrimonio tuvo tres hijos: los príncipes Moritz, Georgina y Benedikt.

Tercer vástago del matrimonio formado por el Príncipe Soberano Hans Adam II y su esposa, la Princesa Marie (fallecida en 2021), el Príncipe Constantin supo desde siempre que no estaba llamado a la sucesión -cuyas reglas están plasmadas en un documento vinculante de 1606-, por lo menos la más inmediata. En consecuencia, tras licenciarse en Derecho por la Universidad de Salzburgo, comenzó a prestar sus servicios en distintas entidades financieras como Brown Brothers Harriman o Grünwald Equity Beteiligungs-GmbH, de la que llegó a ser managing partner.

Podía haber continuado con esa existencia más o menos rutinaria. Mas las responsabilidades de la familia principesca de Liechtenstein trascienden el ámbito estrictamente institucional. Son también financieras, culturales y agrícolas y se desarrollan al amparo de la Fundación Príncipe de Liechtenstein: controla el banco Lgt Group, viñedos, un museo, el inmenso palacio Liechtenstein en Viena -aun habitado por Hans Adam II y sede de la valiosa colección de arte acumulada por la dinastía a lo largo de los siglos-, numerosas propiedades forestales, una compañía que produce semillas de arroz híbrido y también una editorial. La lista no exhaustiva.

A la cabeza de tamaño conglomerado fue puesto el Príncipe Constantin hace once años, sucediendo a su hermano, el Príncipe Maximilian, que a su vez había sustituido en 2006 al Príncipe Philipp, uno de los hermanos menores de Hans Adam II. La gestión del Príncipe Constantin ha sido eficaz y su comportamiento, en la línea de la de su familia: al margen de cualquier escándalo y refractario a publicidades baratas.

Eso sí, con alguna iniciativa cultural cuidadosamente mediatizada: hace año y medio, el Príncipe acudió, en compañía de empleados de la fundación, a la localidad checa de Hrusky a entregar un generoso donativo destinado a sufragar los gastos de reparación de un jardín de infancia que había sido arrasado por un tornado. La elección del lugar no era baladí, pues la familia principesca mantiene desde hace décadas un contencioso con la República Checa, a la que reclama la devolución de miles de hectáreas y de decenas de propiedades, entre las que figura el castillo de Valtice, el «Versalles checo», según algunos, sede principal de los Liechtenstein durante varias generaciones hasta que en 1938, Francisco José II, abuelo del Príncipe Constantin, decidió afincarse en Liechtenstein con carácter permanente.

Todos esos bienes les fueron expropiados en aplicación de los Decretos Benes en 1945, sin que se produjera cambio alguno cuando se restauró la democracia en 1990. Hubo que esperar a 2009 para que Vaduz y Praga estableciesen relaciones diplomáticas.

Comentarios

Más de Obituarios

tracking