25 de septiembre de 2022

GaleanaEdurne Uriarte

Los comunistas se divierten

En el País Vasco hay muchos tipos como el autor de esa noticia falsa, personas que llevan décadas justificando indirectamente la barbarie terrorista, y que ahora reivindican su memoria

Imaginen ustedes que unos ucranianos prorrusos y admiradores de Putin difunden por Twitter una noticia falsa sobre un bombardeo ruso a un pueblo inexistente de Ucrania. Imaginen que muchos tuiteros no ucranianos y desconocedores de la geografía del país se indignan con lo que suponen un bombardeo real y retuitean la supuesta noticia. E imaginen también que los inventores de la falsedad, prorrusos y admiradores de Putin, se divierten y se regocijan enormemente del éxito de su fake news y dedican los días siguientes a denunciar «cómo son los fachas, que se tragan esto».
Pues exactamente eso ha ocurrido esta semana en el País Vasco con un tuitero, que se esconde bajo un seudónimo, y que ha difundido una noticia falsa sobre un nombramiento del asesino de Miguel Ángel Blanco como hijo predilecto en el inexistente pueblo de Arralde. Dado que esos homenajes a los etarras son tan habituales en el País Vasco como los bombardeos rusos a los pueblos de Ucrania, muchos desconocedores de la geografía vasca dieron por auténtica la noticia, lo que ha provocado la euforia del tuitero anónimo y sus seguidores. Llevan días celebrando en las redes sociales «lo tontos que son los fachas» y «la facilidad con la que se creen cualquier cosa», como ésta de la existencia de homenajes a los asesinos en los pueblos vascos.
Ha intervenido hasta Newtral, la empresa de Ana Pastor, para explicar que Arralde no existe y que se trata de una fake new. Lo que no ha querido aclarar Newtral es quién es el autor de la noticia falsa, oculto en Twitter bajo el nombre de Mitxel I de Euskadi y V del Secarral, y quiénes son los que se han divertido con el éxito del montaje. Pues primos hermanos de los prorrusos, hasta en su afición a difundir fake news contra los demócratas. Desde Echenique, uno de los que ha celebrado el éxito de la mentira, hasta el autor de la falsificación, un tipo que esconde su auténtica identidad, pero que no puede esconder sus ideas. Busquen ustedes en sus innumerables publicaciones en Twitter, que encontrarán todos los ingredientes de la extrema izquierda en su variante vasca, es decir, empapada de nacionalismo. Lo que incluye la comprensión de los asesinatos de ETA como parte del conflicto. Lo último que se le ha ocurrido a este perseguidor de fachas en su cuenta de Twitter es comparar al hijo de Carlos Iturgaiz con el hijo del etarra Josu Ternera. «No, no hay que perseguir al hijo de Carlos Iturgaiz ni al de Josu Urrutikoetxea», escribió en su cuenta, tras la agresión al hijo de Carlos Iturgaiz. En otras palabras, que uno de los asesinos más sanguinarios de ETA le parece comparable a uno de sus perseguidos, y lo mismo los hijos, aunque el hijo del etarra fuera condenado por vínculos con ETA.
Sin necesidad de que lo verifique Newtral, puedo asegurar que esto es auténtico, que hay en el País Vasco muchos tipos como el autor de esa noticia falsa, personas que llevan décadas justificando indirectamente la barbarie terrorista, y que ahora reivindican su memoria. Son de los que no bombardean con sus propias manos los pueblos de Ucrania, pero se dedican a la propaganda para justificar los bombardeos, incluidas las fake news para llamar fachas a los bombardeados.
Comentarios

Más de Edurne Uriarte

tracking