03 de diciembre de 2022

HorizonteRamón Pérez-Maura

Un héroe en las Cortes

La diputada navarra de EH Bildu, María Isabel Pozueta Fernández, es la madre de uno de los jóvenes procesados por la agresión a los guardias civiles en Alsasua. Es decir, una interlocutora privilegiada con Bolaños por su conocimiento de primera mano de lo que representa la benemérita en Navarra

Carlos García Adanero es un diputado del grupo mixto del Congreso no porque sea un tránsfuga. Antes al contrario. Lo expulsaron de su partido, Unión del Pueblo Navarro, por negarse a defender la reforma laboral de Sánchez. UPN es el partido que fundó en 1979 Jesús Aizpún escindiéndose de UCD cuando el partido del Gobierno aceptó incluir en la Constitución la disposición transitoria cuarta, que admitía la posibilidad de una futura integración de Navarra en el País Vasco. Que es exactamente lo que pretenden hacer los que son los socios de Sánchez en esta legislatura. Tanto los del PNV como los de Bildu, que son los que han negociado la retirada de Navarra de la Guardia Civil de tráfico.
Da la casualidad de que, de los cinco diputados que tiene EH Bildu en las Cortes, sólo uno lo es por Navarra. Pero tan exigua representación ha sido suficiente para jugar un papel decisivo en la expulsión. Cómo no iba a hacerlo. La diputada navarra de EH Bildu, María Isabel Pozueta Fernández, es la madre de uno de los jóvenes procesados por la agresión a los guardias civiles en Alsasua. Y fue la portavoz de los padres de todos los procesados. Es decir, es una interlocutora privilegiada con Bolaños por su conocimiento de primera mano de lo que representa la benemérita en Navarra.
En este proceso de bajada de pantalones en el que no saben ni cómo disimular la rendición, no se les ha ocurrido otra cosa que subvencionar también el circo en vascuence. Pero Bolaños, alma de cántaro, ¿cuándo fue la última vez que fueron ustedes al circo? El circo es un espectáculo casi desaparecido y dudo que por escenificarlo en vascuence tuviera más público. El único circo que tiene algún éxito hoy en día es el Circo del Sol. Y prácticamente todo su espectáculo es sin diálogo. No me parece probable que los trapecistas vayan a dialogar en ningún idioma cuando estén volando en las alturas.
Así que los etarras han conseguido que Sánchez humille una vez más a todos los españoles y retire de la Comunidad Foral antes de marzo a los agentes de la Guardia Civil que ya sólo se ocupan del tráfico. Por supuesto, la presidenta María Chivite sigue en silencio y sin objeción a que en estas cosas manden los etarras porque así ella prolonga su Presidencia.
La intervención el miércoles de Carlos García Adanero en el Congreso de los Diputados ruborizando a un Félix Bolaños que estaba abandonado en el banco azul, fue la de un diputado coherente, que para mí es un héroe. El héroe de la hora presente en el Congreso. Éste es un diputado de un pequeño partido que logró que más de la mitad de los diputados presentes, puestos en pie, acompañaran el último minuto de su intervención aplaudiéndole erguidos. No digo que no haya ocurrido antes, pero yo no recuerdo haber visto esto nunca realizado por diputados de otros partidos, no de la formación del orador.
La situación de la derecha en Navarra es probablemente la peor que se recuerda. Por primera vez desde 1979 UPN no tiene representación en el Congreso de los Diputados por haber expulsado a García Adanero y a Sergio Zayas. Y eso no tiene pinta de arreglarse. El presidente del partido, Javier Esparza, está más preocupado de sí mismo que del conjunto de Navarra y España. Y ayer mismo supimos que el alcalde de Pamplona, Enrique Maya, también de UPN, ha anunciado que no se presenta a la reelección. Si Navarra Suma, la coalición de UPN, Partido Popular y Ciudadanos, no alcanza para gobernar, mejor sería empezar desde cero. Y no podría haber mejor comienzo que el que Feijóo incorporase a su partido y a sus listas a Zayas y García Adanero, el héroe al que ayer ovacionaron en el Congreso todos los diputados que siguen siendo plenamente constitucionalistas. Don Alberto, así se las ponían a Fernando VII.
Comentarios
tracking