06 de febrero de 2023

Cosas que pasanAlfonso Ussía

Faramalla

Actúa con coherencia Vox negándose a compartir la copita y el jamón con quienes no tienen otro objetivo que terminar con el Estado de Derecho y Libertades que la Constitución ampara y apoya

Hace muchos años, en uno de sus sobresalientes libros, el sociólogo Amando de Miguel, ilustre colaborador en El Debate, lo bautizó como «faramalla periodística». La breve verdad que escondía una gran mentira en el titular de una noticia. Y narraba una faramalla divertidísima de un diario neoyorquino. Visitaba por vez primera el Arzobispo de Canterbury los Estados Unidos de América. Decenio de los veinte del pasado siglo. El Arzobispo y su séquito embarcaron en Dover rumbo a Nueva York. Durante la travesía, le advirtieron a Su Gracia que los periodistas americanos no eran tan escrupulosos y medidos con su alta autoridad religiosa como los británicos, y que, de darse el caso de alguna pregunta impertinente, el Arzobispo saliera del embrollo respondiendo con otra pregunta.
Al fin, llegados a Nueva York, una veintena de periodistas de la época, vestidos como Elliot Ness, con sus sombreros borsalinos y tirantes, aguardaban a pie de la escala el descenso del Arzobispo. La cosa iba bien, hasta que un reportero, algo más atrevido, preguntó a Su Gracia: –Señor Arzobispo, ¿qué opina usted del exceso de locales de prostitución en Manhattan?–. Y el Arzobispo, haciéndose el distraído o el sorprendido en su inocencia, respondió: –¿Es cierto que hay muchos locales de prostitución en Manhattan?–.
Al día siguiente, el periódico de aquel reportero publicaba en portada y en grades caracteres: “Lo primero que preguntó el Arzobispo de Canterbury a su llegada a Nueva York. ¿HAY MUCHOS LOCALES DE PROSTITUTAS EN MANHATTAN? ¿Mentía el periodista? No. ¿Manipuló el periodista la situación, el contexto y las palabras del señor Arzobispo? Sí. Faramalla periodística.
En el desconcertante diario ABC del 6 de diciembre de 2022 –ayer mismo–, Día de la Constitución, se dedica una página coronada por un gran titular claramente malintencionado. No miente, pero manipula. Muchos lectores indolentes se informan por el titular de las noticias, sin adentrarse en el texto posterior. Y el titular resulta alarmante: «VOX SE SUMA AL INDEPENDENTISMO Y PLANTA AL CONGRESO EL 6-D». Más abajo, y con caracteres más pequeños y tímidos, explica la «alianza» de Vox con el independentismo, y adversa a la celebración del día de la Constitución:
«Abascal rechaza ir a 'fiestas' por el día de la Constitución con quienes 'la violan'». Faramalla periodística. Lo primero y lo segundo al revés. En lo segundo no hay nada alarmante. Es consecuente no acudir a celebrar la Constitución a la fiesta convocada por un partido, el PSOE, que desea acabar con su espíritu y su letra. Y esa actitud no merece el sesgo del titular “Vox se suma al independentismo y planta al Congreso el 6-D».
Lo que Vox se niega a celebrar es la Fiesta de la Constitución con un PSOE declaradamente partidario de eliminarla. Los independentistas no han acudido jamás a la recepción del Congreso. Y en esta edición, su presencia es más innecesaria que nunca, porque el PSOE, con el presidente del Gobierno a la cabeza, los representa con mucho placer y gusto. El partido que está violando la Constitución es el partido convocante de la recepción por medio de la presidente del Congreso Maritxel Batet. Y actúa con coherencia Vox negándose a compartir la copita y el jamón con quienes no tienen otro objetivo que terminar con el Estado de Derecho y Libertades que la Constitución ampara y apoya.
Faramalla periodística al servicio de no sabe qué o quienes, aunque se intuya. Nubes en los titulares para desconcertar. El ABC de Luis Enríquez y su subordinado Ybarra, tan lejano al ABC centenario de los Luca de Tena.
Comentarios

Más de Alfonso Ussía

  • Nada de malversador

  • Merecido premio

  • Brevedad

  • Susto de gorrión

  • Filoetarras

  • Últimas opiniones

    tracking