Fundado en 1910

25 de julio de 2024

Al bate y sin guanteZoé Valdés

Autócrata corrupto

Estamos asistiendo a lo último de una España libre, vamos hacia esa España sometida al comunismo

Actualizada 01:30

Lo vi venir: algunos amigos me dijeron nuevamente que exageraba. Lo mismo afirmaron cuando pronostiqué lo de Nicaragua, Venezuela, Ecuador, Argentina… Hasta me dejaron de hablar. Pero tuvieron que hacer las paces, con los hombros caídos, los que les ha quedado un poco de vergüenza. Sin embargo, pensé que España caería primero que Colombia, fue al revés. Claro, sí, yo contaba con este golpe de Estado, que llegaría mucho antes, y también con el islamo-comunismo que no actúa ya tan tapiñado. Tiempo al tiempo, me dije, con profunda tristeza. Así va sucediendo…

El caso es que España ha caído, no es cosa nueva, viene cayendo desde hace un tiempo. Desde mucho antes de que aceptaran obsequiarle becas de estudio a los hijos y nietos de los castristas; desde Zapatero. España viene cayendo, sin frenos y a la bartola, hacia el abismo del que jamás se sale. De eso sabemos algo los cubanos.

España, no quisiera pronunciar ese «en paz descanse». Españoles, «España ha muerto», no, me niego. Despedazada, desmembrada, descerebrada (perdón a los pensadores y patriotas que quedan). El proceso ha sido el mismo que en Cuba, ubicar en los puestos de poder a los energúmenos comunistas que sólo piensan en hacer el mal, que no piensan más que en llenar sus bolsillos con el dinero de la clase media, apropiarse de las fortunas de los producen y enriquecen al país con el esfuerzo de su trabajo.

El expolio se llama comunismo, no le den más vuelta a la mentira o «cambio de opinión» del autócrata corrupto. Sólo los pusilánimes podían bailotear por encima como pisando huevos, de paso pisotear una idea de nación, al final quebrar el sentido de lo español. Con todo lo que digan de que ahora actuará el que tiene que actuar. ¿Ahora quién actuará salvo Vox y Santiago Abascal? ¿No es demasiado tarde ya para los otros? ¿Qué harán, sinceramente?

Recuerdo que Mariano Rajoy fue a hablar con Donald Trump de Venezuela, y como quien no quiere la cosa, muy con la boca de ladito, por fin, se refirió a España. De Cuba nada, claro, de Cuba, que está en el origen del problema venezolano ni mu, de Cuba que está en el origen de todos los problemas, incluido el de España, por supuesto que nada. ¿Cómo iba a hablar de Cuba si después corrió a visitar a su «compay» Castro II en representación del futuro de España? O sea, de hoy…

España empezó a entregarse el día en que Gabriel García Márquez le dio el mensaje a Felipe González: «Dice Fidel que eres un hijoeputa y un maricón». Ahí empezó a caer España, pero lo comentábamos con los amigos que entonces podían hacer algo. Y no sólo se burlaban, atacaban, te rayaban de la lista, o peor, te añadían a otra lista, la lista de los «fachas». La lista a la que incluso más tarde agregaron también a Joan Manuel Serrat y Joaquín Sabina.

A todos aquellos que desde tiempos inmemoriales estamos pidiendo y exigiendo la libertad de Cuba, hemos sido y seguimos siendo calificados de «fachas», nos han cerrado las puertas de las editoriales, de las disqueras, de las galerías de arte, de las productoras de cine, de cuanto pudiera significar que viviéramos normal y honrosamente en un exilio largo y doloroso. La SGAE, tan fielmente castrista, no pagó los derechos de autor que merecían escritores y artistas que un día decidieron irse al exilio. Sé de lo que hablo, porque la SGAE jamás me pagó como guionista lo que me debía, mis derechos de autor fueron a parar a las arcas del ICAIC, o sea del castrismo.

Siento mucho decirlo, duele. Pero estamos asistiendo a lo último de una España libre, vamos hacia esa España sometida al comunismo. Es lo que siempre sucede, que el comunismo supera con creces al supuesto ‘fascismo’; todavía no son todos los que se atreven a enfrentarse con valor. El comunismo gana con creces, en víctimas y en todo.

Les hacía falta revivir la experiencia, la han anhelado, bien, ahí la tienen. Vívanla, sepan que para vivirla hay que morir segundo a segundo, morir en vida. Como decía el comandante del mundo mundial: «¡Patria o muerte, venceremos!». Pues ahí está, «patria o muerte», muerte en manos del autócrata corrupto, de otro excelso mediocre engreído, siempre pasa. Seguiremos luchando, echando el resto, aunque lo que venza sea inexorablemente la obscuridad.

Del autócrata corrupto sólo añadiré que llegó finiquitado a la política y lo sigue siendo, nadie lo toma en cuenta a escala internacional, no es más que un zombi sin nada dentro, sólo maldad y egoísmo, y cual patético vampiro ha chupado de España hasta vaciarle las entrañas. Por desgracia, no lo hizo solo, con semejante empeño han colaborado muchos.

Comentarios

Más de Zoé Valdés

  • ¿Quién detrás?

  • Genocidio

  • Chinches

  • Impudor

  • Nunca por venganza

  • tracking