Fundado en 1910

20 de julio de 2024

En Primera LíneaMariano Gomá

Hola, doña Humillación

Ya sabemos que aquí no dimite nadie, pero absolutamente todos deberíamos haber dimitido con carácter forzoso y sin contemplaciones a Su Persona desde hace tiempo

Actualizada 01:30

Lo que está ocurriendo en España solo se puede entender si aceptamos la culpabilidad de haber permitido una degradación social de notable magnitud, una total pérdida de los valores esenciales del ciudadano para la convivencia y una imperdonable dejación de la actividad docente y formativa unida a la degradación de la figura del profesorado en su dignidad y autoridad, que lo único que ha alimentado y conseguido es una incultura alarmante en la sociedad.

Hemos perdido o abandonado la excelencia en nuestras bases educativas, escuelas, centros de formación y universidades, lo cual unido a la degradación del ámbito familiar donde debe cultivarse la auténtica educación, ya sea por pérdida del núcleo o interés, falta de tiempo u otras prioridades, ha generado la conjunción perfecta para la malformación o infraformación de las jóvenes y nuevas generaciones.

Hemos conseguido que la mayoría de los jóvenes que no pueden acceder a colegios privados privilegiados, no sepan en qué idioma expresarse y además lo hacen mal y deficientemente en todos. Ni hablan, ni escriben ni leen correctamente en ninguno.

Hemos dicho adiós o permitido que otros se despidan de todo aquel prestigio alcanzado en el contexto internacional y a la excelencia de grandes corporaciones, profesiones, instituciones culturales, centros de formación, pequeñas y medianas empresas, profesionales autónomos, centros de formación profesional y, sobre todo, la clase política. Los responsables del rumbo del país cuyo nivel de incultura, indocumentación, falta de formación y codicia económica accedidos a los puestos de responsabilidad están cometiendo tales atrocidades y atropellos que nuestras mentes no hubieran siquiera imaginado en el inicio de nuestra historia democrática y capacidad de progreso y desarrollo. Tal es el nivel de demolición alcanzado.

Exterminada pues toda excelencia damos hoy la bienvenida a doña Humillación Sánchez Pérez Castejón, humillado como hacemos con las ocas en el engorde de su hígado (por cierto, no acepto jamás el foie), engullendo calderos enteros de sapos, aceptando castigos sadomasoquistas, ejerciendo de mamporrero de la descomposición de España, haciendo el ridículo en sus apariciones protocolarias, siendo insultado, despreciado y apaleado en el guiñol de Waterloo, y todavía sonriendo.

Aunque la gran masa de la sociedad civil está empezando a reaccionar de forma seria y contundente sigue siendo incomprensible que un solo español pueda votar una opción tan rastrera y perniciosa para nuestro país y sobre todo para nuestro futuro, hijos, nietos y quizás más allá. Ya sabemos que aquí no dimite nadie, pero absolutamente todos deberíamos haber dimitido con carácter forzoso y sin contemplaciones a Su Persona desde hace tiempo.

Y ahí no hay sueldos, prebendas y subvenciones que valgan porque son pan para hoy y hambre para mañana.

ilustracion libros libreria

Lu Tolstova

Me da aquella risa de dolor insoportable pensar y sufrir a un Sr. Urtasun de ministro de Cultura, de un Sr. Iceta en UNESCO. Paris, una exministra Montero y hoy nadie en el Parlamento Europeo, la memamomimu en el Ministerio de Sanidad, una inútil presuntamente corrupta rebotada de Baleares como presidenta del Congreso y sumisa tercera autoridad del Estado, así como centenares de personajes más haciendo el saltimbanqui sobre nuestras cabezas. Inaudito.

Pero por si todo ello fuera poco para el peluche fugitivo de Waterloo, que no es una broma, resulta que ahora puede obligar a Su Persona a genuflectar en Bélgica renegando de la ley y la decencia mientras una chulapa bocazas catalana tiene la desfachatez impune de atacar e insultar con nombres y apellidos en el Congreso a magistrados y fiscales que han cumplido con las obligaciones de su profesión.

Aceptamos sin rechistar el oscurantismo, engaño y secreteo de la compañía de taxis de lujo de la fuerza aérea española que al servicio de sus miserables excelencias surcan los cielos del mundo casi siempre de campo y playa. Palacios y residencias del patrimonio nacional en barra libre para sus señorías.

¡Si el Azor levantara la cabeza!

Una marioneta presidente de Gobierno dejándose humillar por una banda de mercenarios asaltacaminos por mantenerse en el sillón de Moncloa y asientos de aviones y palacios, humillándonos y avergonzándonos a todos bajo los comandos del fugitivo delincuente que jamás hubiera soñado con ese poder pero disfruta con su muñeco porque a uno y a otro les importa España un rábano y como buenos mediocres y tramposos huyen de la excelencia a la que jamás podrían acceder.

La sociedad civil no ceja y seguirá impulsando la llamada Alternativa para España contra viento y marea con el único esfuerzo de sus dirigentes y colaboradores además de sin ayuda alguna, pero que nadie se engañe, costará, pero saldremos vencedores ante tanta locura.

Pero no quisiera acabar sin lanzar un dardo envenenado con la pregunta: ¿en todo este drama dónde están las burguesías catalana, vasca o andaluza, dónde están las élites empresariales o culturales y dónde se encuentran las grandes corporaciones?

¡Ah, sí! Contando su dinero y de vacaciones.

  • Mariano Gomá es presidente de Foro España Cívica
Comentarios

Más de En Primera Línea

tracking