Fundado en 1910

25 de julio de 2024

En Primera LíneaMariano Gomá

No en el nombre de España. No en mi nombre

Debemos reiterar que los españoles, sin siglas ni partidos, con solo nuestro DNI, vamos a detener el tiempo, desactivar la bomba e iniciar el camino de la recuperación de nuestra libertad e igualdad

Actualizada 01:30

Considero necesario iniciar este artículo con la rotunda afirmación de que la sociedad civil española con toda solemnidad se declara movilizada y juntos acometeremos todas las iniciativas necesarias para defender y preservar la unidad nacional, la integridad territorial de España y nuestros derechos y libertades fundamentales.

Ante la inminente amenaza de destrucción de nuestra nación con el derribo de las instituciones básicas y el Estado de derecho, así como por supuesto el control de nuestra libertad e igualdad en manos de un sátrapa irresponsable, los ciudadanos estamos reaccionando para impedir un atropello que sin duda dará al traste con nuestro bienestar, nuestro progreso y un prestigio trabajosamente conseguido en Europa y en el mundo tras casi ya medio siglo de democracia constitucional.

Los pasados días hemos asistido a grandes concentraciones de protesta, en Madrid por el partido popular y por la Fundación Denaes, en Barcelona por Societat Civil Catalana así como en diversos lugares de España ante un auténtico ultraje por el gobiernillo de Pedro Sánchez y sus mercenarios y alabarderos.

Debo admitir y advertir que parece que algunos no aprendemos el concepto de unidad con generosidad y tolerancia con manifiestos y manifestaciones parciales, desprecios mutuos y miradas de reojo sin buscar lo que nos une y dejando de lado lo que nos separa, como si España más que ser un potente imán común a todos ejerciera un efecto repelente entre los que deseamos y necesitamos sobre todo la unidad.

Transcurrido felizmente el día del juramento a la Constitución de la Princesa de Asturias, fecha histórica para la Monarquía Constitucional y la Corona de España, se avecinan días de enorme convulsión para el país si se consolida el golpe de Estado a España con un procedimiento de elección ilícita de un nuevo gobierno de la nación cuyos objetivos por el mercado de los votos son conceder una ilegal e inconstitucional amnistía a los golpistas catalanes, con además un asimismo ilegal derecho a la autodeterminación y posterior independencia de los pueblos de España.

Ilustración: bandera española

Paula Andrade

Pues bien: no lo vamos a permitir y en estos momentos en los que nos jugamos el ser o no ser, el próximo sábado 18 de noviembre los españoles, todos, y al margen se siglas y partidos nos vamos a concentrar en la plaza de Cibeles de Madrid para manifestar alto y claro que ese golpe no se va a producir en nuestro nombre ni en el nombre de España.

Escribí en su momento que los ciudadanos estuvieran atentos a la pantalla por lo que hoy se anuncia y se habrá convocado oficial y colegiadamente por el conjunto de plataformas, asociaciones y personalidades de la vida política, empresarial y profesional de la sociedad civil.

Y desde aquí, por una vez, hagamos un sentido llamamiento a la unidad, para que por fin aparquemos siglas e ideologías para defender juntos algo que está por encima de todo lo demás y por encima de nosotros mismos como es la libertad e igualdad entre españoles.

El próximo día 18 no vamos a asaltar ni violentar nada como suele ser costumbre de algunas huestes que nos gobiernan en sus insalubres e incendiarias protestas, pero vamos a hacer temblar profundamente las conciencias del pueblo español en defensa de nuestra patria lanzando un mensaje directo al corazón de los golpistas y mercaderes de votos y prebendas para que entiendan clara y meridianamente que cualquier acción que promuevan en contra de la voluntad de la nación se revolverá contundentemente en su contra con consecuencias desconocidas pues, se pueden cometer tropelías producto de delirios imposibles pero someter a una nación como España a un acto no consentido por su ciudadanía de forma más que mayoritaria será una violación y ya sabemos todos cómo se castigan las violaciones y actos forzados.

El próximo 18 de noviembre, se halle el proceso donde se halle, debemos reiterar que los españoles, sin siglas ni partidos, con solo nuestro DNI, vamos a detener el tiempo, desactivar la bomba e iniciar el camino de la recuperación de nuestra libertad e igualdad.

Quisiera acabar confirmando la declaración de más de cien asociaciones y plataformas de la sociedad civil y más de doscientas firmas de notables personalidades de la política, las artes, la judicatura, la cultura y el ámbito empresarial y profesional, que nuestra democracia constitucional se halla hoy en evidente riesgo de ser destruida y los que abrigan tal designio deben saber que no lo permitiremos.

Porque no estamos solos y somos muchos más.

  • Mariano Gomá es presidente de Foro España Cívica
Comentarios

Más de En Primera Línea

tracking