Fundado en 1910

24 de junio de 2024

En Primera LíneaMariano Gomá

A España la volveremos a salvar los españoles

Hay que demostrar que la sociedad civil, ahora ya con un instrumento perfeccionado de coordinación va a merecer la confianza de los ciudadanos para que una vez más se produzca y tenga éxito el rescate

Actualizada 01:30

Parece mentira. Acabamos de asistir a un burdo acto teatral que debería sonrojarnos a todos porque lo ha presentado un perverso presidente que ha engañado y mentido con total impunidad para seguir en la poltrona del Gobierno y correr un tupido velo en el escenario de la corrupción en el que se halla inmerso. Suciedad por fuera y por dentro pero con alfombra roja y suculentos sueldos a miles de palmeros.

Pero además lo ha convertido en el ensayo de la payasada de cara blanca, nariz roja y zapatones, burlándose de todos y anunciando ya concretamente el régimen dictatorial con privación de las libertades colectivas e individuales.

A todo esto respondiendo al cinismo con el que nos lloriqueó desde su palacio con el pobrecito de su persona por haberse visto acosado y atacado en su intimidad familiar próxima, mientras en la trastienda existe un gran tráfico de influencias y no sobres, sino sacos de papel sucio de la fábrica de moneda; amenaza a todo disidente cuando él lleva acorralando, acusando y extorsionando a personas e instituciones, cuyos nombres están en boca de todos, a sus familias, parientes y próximos, cuando no expulsando y barriendo del mapa a todo aquél al que ya ha utilizado o embarrado.

Recuerde el lector la lista de cadáveres que ha dejado en su camino, así como la actitud de una energúmena señora que más se asemeja a una bestia enfurecida que a una vicepresidenta del Gobierno de España alentada por otros que más parecen el eslabón perdido de la humanidad que servidores de la patria.

Y a todo ello, abusando y aplicando el famoso mensaje de John Kennedy: «No te preguntes qué pasará. Pregúntate qué vas a hacer tú».

Es cierto, amigos españoles. Dejemos de escondernos, de quejarnos y criticar todo lo que nos pasa y nos puede pasar, pues recrearse en el horror no ayuda ante ya no adversarios, sino enemigos peligrosos que con la rabia que destilan van a devorar nuestra alma, someternos y enjaularnos en la cárcel de la incultura y la pobreza mientras danzan a nuestro alrededor preparando el litúrgico aniquilamiento de nuestra voluntad, valores y libertades individuales.

ilustracion politico payaso

Lu Tolstova

Somos la gran mayoría de españoles pasivos y necesito repetir la pregunta. ¿Es que no vamos a ser capaces de cuestionarnos qué vamos a hacer nosotros de forma contundente por nuestra nación? Pues bien, la sociedad civil está preparada, todo el que me conoce sabe que llevo años luchando por la libertad, sin compromisos partidistas y con la única condición de poder sentirme catalán o lo que sea en mi país que es España.

Muchas asociaciones y muy diversas han acudido, aunque fuera sobre el papel a nuestras llamadas a la acción, la protesta y la manifestación aunque los auténticos protagonistas han sido los ciudadanos que con su presencia han llenado las ciudades.

Ahora, vista la tormenta que amenaza caer sobre nosotros según la ya oficial amenaza, existe una coordinadora como plataforma representativa de todos que trabaja ya en respuestas enérgicas, jurídicas, legislativas, sociales y acciones ciudadanas que, siempre positivas y propositivas, se va a enfrentar al monstruo, pero para ello vamos a necesitar las respuestas de qué pensamos hacer de forma individual y colectiva y cómo pensamos contribuir a ese movimiento para convertirlo en huracán que ventile la suciedad, o marea que limpie tanta basura.

No me cansaré de repetir que España volverá a ser rescatada, aunque sea in extremis por los españoles, pues ya lo hicimos y sin duda lo volveremos a hacer, pero debemos asumir y comprometernos a la movilización democrática que sin duda es el medio verdaderamente eficaz.

Hay que demostrar que la sociedad civil, ahora ya con un instrumento perfeccionado de coordinación va a merecer la confianza de los ciudadanos para que una vez más se produzca y tenga éxito el rescate.

Por supuesto no somos Kennedy, pero somos la gran mayoría. Entonces. ¿Vamos a por ello?

  • Mariano Gomá es presidente de Foro España Cívica
Comentarios

Más de En Primera Línea

tracking