25 de septiembre de 2022

Misioneras

EFE

El regalo de Reyes Magos a la Misioneras de la Caridad en la India: que puedan seguir con su labor

El Gobierno federal indio no ha renovado el reconocimiento como «organismo caritativo» de las Misioneras de la Caridad, lo que dificulta su capacidad de trabajo con los más desfavorecidos

Curando una llaga, vendando heridas. Saliendo a las calles a rescatar a los intocables, a los estigmatizados por nacimiento, a los dalit, que el sistema de castas de la India condena de por vida al ostracismo. Dando un techo, comida, formación y educando en la dignidad inalienable de cada ser humano, amado en igual de condiciones por Dios. 
Esta es la labor de las Misioneras de la Caridad que el gobierno ultranacionalista indio, condescendiente con los actos de los hinduistas más fanatizados, quiere censurar, impidiendo el apoyo de donaciones y financiación desde el extranjero, fundamental para su trabajo cotidiano. 
Según un comunicado enviado por el `organismo caritativo´ fundado por santa Teresa de Calculta, «la solicitud de renovación conforme a la Foreign Contribution Regulation Act (FCRA) (Ley de Regulación de Contribuciones Extranjeras) para la renovación del registro de las Misioneras de la Caridad fue rechazada el 25 de diciembre de 2021 por no haber cumplido las condiciones de elegibilidad».
Tal y como informa la Agencia Fides, las «Misioneras de la Caridad» estaban registradas en la FCRA, válido hasta el 31 de octubre de 2021. Posteriormente, la vigencia se prorrogó hasta el 31 de diciembre de 2021 junto con otras asociaciones cuyas solicitudes de renovación estaban pendientes de examen.
Las Misioneras están siendo instigadas por los fanáticos hinduístas

Las Misioneras están siendo instigadas por los fanáticos hinduístasEFE

Persecución a los cristianos en la India

El año 2021 terminó como el año más violento de la historia para los cristianos en India, registrando 486 episodios de violencia y odio que sacudieron al país. La minoría cristiana en el gigante asiático -solamente el 2,3% de la población- se ha enfrentado a agresiones perpetradas, en muchas ocasiones, por grupos extremistas hindúes en todo el país. «Las denuncias presentadas revelan que se produjo más de un ataque al día hasta llegar a un total de casi 500 casos de violencia en 2021, según informa el United Christian Forum (UCF)», explica a Fides A.C. Michael, líder laico católico y coordinador de la UCF.
Entre estos ataques y acciones de hostigamiento, cabe recordar los actos de un grupo de 500 extremistas hindúes a la escuela católica de San José, administrada por los Hermanos Misioneros Malabares, situada en la localidad de Ganj Basoda, en el Estado de Madhya Pradesh, donde comenzaron a lanzar piedras, a destrozar el mobiliario y a intimidar al personal, tal y como contaba en El Debate nuestro compañero de internacional Miguel Pérez Pichel.
El asalto habría sido una venganza por la supuesta conversión de ocho estudiantes hindúes y se produjo cuando los alumnos se encontraba en el interior del centro educativo.
Personas en el este de la India reciben bolsas de comida en uno de los centros de Madre Teresa

Personas en el este de la India reciben bolsas de comida en uno de los centros de Madre TeresaEFE

Que los Reyes Magos lleven sentido común a las autoridades indias

Desde la llegada al poder del primer ministro Narendra Modi, del partido Baharatiya Janata, el laicismo en India ha entrado en declive y se han multiplicado los episodios de discriminación y ataques a minorías religiosas, según denuncia Ayuda a la Iglesia Necesitada (AIN) en su Informe de Libertad Religiosa. Sin ir más lejos, el director de AIN en España, Javier Menéndez Ros, criticaba la visión que desde occidente tenemos del credo mayoritario de la India «parece que tenemos una visión relajante de ellos, donde todo es bueno, donde la paz existe. Pero lo que es cierto es que hay un movimiento sociopolítico, ahora encarnado en el partido político que está en el poder, un partido nacionalista muy radical, muy excluyente, que está haciendo que la vida sea absolutamente imposible y se discrimine y persiga a cualquier otro credo», señalaba Menéndez Ros. 
Las acusaciones de estos grupos extremistas, entre los que está Bajrang Dal, los que destrozaron la escuela en la diócesis de Sagra, de supuestas conversiones `forzadas´, habrían pesado en la respuesta a la solicitud de renovación como organismo caritativo en el registro.
Sor Mary Prema, superiora general de las Misioneras de la Caridad, afirmó en un comunicado que al tener pendiente la revisión del expediente, «hemos pedido a nuestros centros que no realicen operaciones y no acepten aportaciones extranjeras hasta que se resuelva el asunto».
El padre capuchino Suresh Mathew, director del semanario Indian Currents habla así a la Agencia Fides: «Si no se concede la renovación a las Misioneras de la Caridad, la congregación no podrá funcionar. Los 22.000 pacientes y personas atendidas se quedarán sin alimentos ni medicinas. Esta acción social y humanitaria no debería verse comprometida».
El padre Dominic Gomes, Vicario General de la archidiócesis de Calcuta, comentaba: «Al no renovar la licencia a las Misioneras de la Caridad, las agencias gubernamentales han hecho un cruel regalo de Navidad a los más pobres de entre los pobres. Las Hermanas y los Hermanos Misioneros de la Caridad muchas veces son los únicos amigos de los leprosos y marginados, a los que nadie se acerca. Esta última medida no es solo una falta de respeto a la comunidad cristiana y a su compromiso social, es más, es un cobarde ataque contra los más pobres de entre los pobres de la India».
Cabe esperar que los recursos y presión internacional, así como la diplomacia vaticana, ayude a que el gobierno de Modi recapacite y permita que las hijas de santa Teresa de Calcuta puedan seguir llevando a cabo su trabajo, que no es otro que cumplir el Evangelio estando al lado de los `favoritos de Dios´. 

Sobre las Misioneras de la Caridad

Fundadas en 1950 por la Madre Teresa que murió en 1997 y vivió en Calcuta la mayor parte de su vida. Recibió además el Premio Nobel de la Paz. En septiembre de 2016, fue canonizada en una ceremonia presidida por el Papa Francisco. Las Misioneras de la Caridad en India cuentan con unas 5.200 religiosas que administran 277 casas e institutos dedicados a las actividades sociales y caritativas, casas de acogida, comedores sociales, escuelas, leproserías y hogares para niños abandonados.
Comentarios
tracking