23 de mayo de 2022

#NiñosCancelados con Jesús Poveda 1/8 - SÚMATE A CANCELADOS

Poveda habla de los niños cancelados: «Si nos vetan rezar frente a las clínicas, iremos a las trincheras»

El doctor Poveda es uno de los principales promotores del movimiento por la vida en España. Durante un encuentro con el CARF aborda el nuevo proyecto de ley que quiere impulsar Montero

En el último encuentro telemático organizado por CARF (Centro Académico Romano Fundación) y la revista OMNES, el doctor Jesús Poveda, uno de los principales impulsores de los movimientos provida en España -fundador de Jóvenes Pro-Vida y presidente de Pro-Vida Madrid- ha estado hablando de la campaña Cancelados una iniciativa de la Asociación Católica de Propagandistas (ACdP) que pretende dar voz a toda esa gente que ha sido denostada por «decir cosas de sentido común» y hacer de este mundo un lugar más habitable.
«La Campaña ha tenido un gran acierto con su eslogan Rezar es genial. Creo que se puso muy nerviosa la ministra de Igualdad, la de Sanidad y el de Justicia, por estas tres palabras: rezar es genial», ha expresado.
Durante su charla, el doctor Poveda ha denunciado que una niña de 16 años si quiere tatuarse debe pedir permiso a los padres, pero si quiere abortar, puede burlar su permiso. «Eso es una contradicción jurídica».
Cuando ha abordado la reforma de la Ley del Aborto que prevé hasta un año de cárcel para todos los que recen de forma pacífica ante las clínicas abortistas, acusa al Gobierno de «afán controlador«. »Pensaba que si los policías, antes de poner la denuncia, van a preguntar a las personas delante de las clínicas abortivas si estaban rezando para que no hubiera aborto, a para que su hija, si está abortando, no tengan ninguna complicación y salga bien y no tuviera problemas», señalaba el médico provida. "No creo que esta ley se pueda ejecutar y si se ejecuta, nos veremos en la frontera y en la trinchera”, aseveraba.
Poveda asevera que las clínicas abortivas no quieren que haya información porque se lucran de un negocio millonario. «He estado en el Senado de la mano de Jaime Mayor Oreja y también en la Asamblea de Madrid invitado por Vox que acudí con una chica que tuvo un hijo con 15 años y que su padre le había llevado forzosamente a la clínica a abortar. Ella contó que, gracias a los rescatadores, es madre de su hija. Hay que mostrar los resultados de la ayuda. De seguir adelante esta ley, mucha gente va a salir para mostrar su desacuerdo», aseveraba Poveda.
Manifestantes provida rezan contra el aborto, este lunes, en Bogotá

Provida rezan contra el aborto desde Colombia tras conocerse la ampliación a los 24 mesesEFE

Una clínica provida frente al aborto

Poveda ha anunciado que, a cien metros de una clínica abortista, una enfermera ha puesto otra clínica que se llama La primera ecografía. «Iremos a repartir publicidad de esa otra clínica. No se puede silenciar la calle. Cuando la ley es injusta a veces está el centro penitenciario».
Poveda, tal y como nos contaba en conversaciones con El Debate, ha sido detenido en más de 20 ocasiones por mostrarse contrario al aborto delante de centros abortistas. «La libertad de expresión es un derecho. Pero la policía me ha detenido, he ido a comisaria, he ido a juicio, y en los 25 juicios que he tenido, he salido absuelto. El juez ha dicho que es más importante el derecho a la información que el detrimento a esa información. Hay un sector en el Gobierno radicalizado, con rechazo social, que se empeña en que la mujer tiene que abortar sin reflexionar tres días y sin informar. La mujer, cuanto más informada está, es más libre».
En el movimiento próvida, los rescatadores preguntan a la mujer qué necesitas para no abortar. «Nosotros tenemos soluciones al paro, terapias, ayudas, bienes materiales. Nuestra misión como rescatadores es dar respuesta a la pregunta qué necesita para no abortar», afirma Poveda.
Para los que acusan de coacción a las mujeres que quieren abortar, por ponerse delante de una clínica abortista, Poveda distingue entre coacción y provocación. «Es provocación rezar delante de una clínica abortista, pero no nos pueden quitar el derecho a informar. La policía que se pone delante de una clínica abortista qué va a preguntar: ¿usted está rezando para que el aborto no se produzca o para que el aborto salga bien? Creo que es una ley que es imposible de aplicar. En un país como España que los ladrones también rezan. Esta ley es querer asustar a los próvida, pero los próvida no nos asustamos, sino que nos estimulamos».
Miles de manifestantes protestan contra la decisión de permitir el aborto hasta las 24 semanas de embarazo

Miles de manifestantes protestan en ColombiaAFP

Médicos a favor de la vida

Frente a los 100.000 abortos que se practican en España, el doctor Poveda recuerda que en la sanidad pública no se practican abortos porque no conoce a ningún jefe de servicio que sea partidario del aborto. «En un negocio lucrativo donde se gana mucho dinero», ha insistido para recordar que existen varias fundaciones que ayudan a la mujer a tener a sus hijos. Para él, «dejan de abortar los que dejan de ignorar. Es un tema muy dramático que es la ignorancia. También el interés de los centros abortistas, que notan que la presencia de rescatadores, frenan esos abortos. Y el sindicato de establecimientos abortistas ha sido quien ha insistido en esta legislación. Querer legislar sobre la información y sobre la oración es imposible. Desde el punto de vista jurídico, no es sostenible. Es muy difícil legislar la intención sobre lo que se está haciendo en la calle, como es una oración».
Respecto a lo ocurrido en Colombia, donde la Corte Superior ha aprobado llevar prácticas abortivas hasta los seis meses de vida de los bebés en el seno materno, hace un llamamiento a los movimiento latinoamericanos a que hagan su trabajo para que está ley, aunque sea aprobada, no sea efectiva. Del mismo modo, durante su intervención, Jesús Poveda ha lamentado que muchos servicios funerarios han tenido que acudir a clínicas abortivas para recoger residuos embrionarios, no sin antes despedirse con un recordatorio para los que han seguido sus palabras: «Ayudar a la tarea próvida, es una tarea de por vida».
Comentarios
tracking