02 de julio de 2022

Becciu

BecciuAFP

Juicio en el Vaticano  Becciu atribuye al Papa la dimisión del revisor de Cuentas del Vaticano

El juicio al cardenal Angelo Becciu ha vivido momentos de tensión en la segunda jornada de interrogatorio por parte del promotor de Justicia

Alessandro Diddi, promotor de Justica, ha ironizado sobre la escasa memoria del cardenal ante numerosos documentos que firmó como sustituto de la Secretaría de Estado y el juez Pignatone ha tenido que intervenir en diversas ocasiones para calmar las aguas. Ocho horas de proceso en donde se han aclarado pocos extremos.
El cardenal Becciu ha querido aclarar, tras solicitar permiso al Papa Francisco, que fue este último quien exigió la dimisión del revisor de Cuentas del Vaticano, Libero Milone en el año 2017. Becciu asegura que no tiene «ninguna responsabilidad» sobre la dimisión de este profesional y que tan solo se limitó a cursar la notificación por encargo del Papa. La motivación, afirma el cardenal, era que Milone había encargado a una sociedad externa la investigación de empleados del Vaticano.
El revisor de Cuentas se integraba en la Secretaría para la Economía, con la que el cardenal Becciu mantuvo numerosas diferencias. En el interrogatorio de hoy ha afirmado que «la Secretaría de Estado tenía su autonomía y no debía dar cuentas a nadie» y asegura que en esos años no estaba clara la competencia de la nueva Secretaría para la Economía.

Sobre la malversación de fondos

Entre las revelaciones de la jornada en el juicio sobre malversación de fondos en el Vaticano, el cardenal ha aportado algunos detalles sobre su colaboradora Cecilia Marogna. Esta última está acusada de gastar en tiendas de lujo dinero que debía haberse empleado en labores de Inteligencia. Becciu ha revelado que habló con ella después de que estuviera detenida y que la encontró «destrozada», pero que «siempre negó la culpabilidad».
También ha aclarado el cardenal el hecho de que las cámaras de la Ciudad del Vaticano registraran cómo Cecilia Marogna permaneció en su apartamento toda una noche. Becciu ha afirmado que estuvo trabajando con esta colaboradora hasta tarde y que las religiosas que atienden su apartamento le transmitieron que, al terminar su jornada, tenía miedo de volver sola al hotel, de noche, en momentos del Covid. Por este motivo, le habilitaron una habitación y no se marchó hasta el día siguiente.
proceso becciu

Imágenes del proceso judicial más mediático en el VaticanoVatican News

«No tenía tiempo para esos asuntos»

Entre los aspectos que el cardenal Becciu asegura no recordar se encuentra el hecho de que monseñor Perlasca, responsable de las Inversiones en la Secretaría de Estado, le pidiera que se denunciara la gestión de algunos colaboradores en la venta del inmueble de Sloan Avenue, en Londres. Un silencio que ha despertado la indignación del promotor de Justicia en este proceso.
Becciu asegura no haber recibido indicaciones o advertencias sobre el riesgo de la inversión en el palacio de Londres. En todo momento se limitaba a firmar los documentos que quienes se encargaban de las Inversiones le facilitaban. Como sustituto de la Secretaría de Estado, algo semejante a un Ministro del Interior, asegura que «no tenía tiempo para dedicarme a esos asuntos».
Por último, el promotor de Justicia ha sacado a relucir en el interrogatorio un artículo, encontrado en un ordenador de la Secretaría de Estado, en el que se hablaba mal de la justicia vaticana. También ha presentado un mensaje en el que Becciu planteaba la posibilidad de desacreditar a los jueces de la institución. El propio cardenal ha acreditado la autoría de ese mensaje, pero ha aclarado que se trataba de un comentario fuera de contexto.
Comentarios
tracking