15 de agosto de 2022

Una «película artesanal» para contar el camino de Ignacio de Loyola tras convertirse

Fotograma de El camino ignaciano, una «película artesanal», en palabras del realizador Jordi Roigé, para contar la experiencia de peregrinaje de Ignacio de Loyola tras su conversión- Rome Reports

'El camino ignaciano', la película sobre el itinerario de san Ignacio de Loyola tras su conversión

A la muerte de san Ignacio, en 1556, los miembros de la Compañía ya ascendían a más de mil. En 1615 alcanzó la cifra de 13.000 y estaban presentes en Francia, Portugal, Flandes, Polonia, Italia, España, Indias y el Nuevo Mundo. Siempre «a mayor gloria de Dios»

Hace 500 años, en 1522, un noble español recorrió en mula los 500 kilómetros que separan Loyola de Manresa. Era Ignacio de Loyola, el fundador de La Compañía de Jesús.
Ahora, una película presentada en la filmoteca vaticana junto al general de los jesuitas muestra el camino de conversión que hizo san Ignacio tras ser herido en la batalla de Pamplona y venirse abajo todos sus sueños de gloria mundana.
San ignacio de Loyola

Servir a otra gloria

El santo de Loyola llegó espiritualmente a la conclusión de que tenía que dejar las armas y servir a otra gloria, no menos presente en el mundo, aunque esta era eterna: la gloria de Dios. Entonces, como dice el director del documental, Jordi Roigé, Ignacio se dijo: «Voy a ir de peregrino a Tierra Santa. Pero para ir hasta allí, tenía que ir de Loyola a Barcelona, coger un barco, llegar a Roma y de Roma ir a Tierra Santa», a la tierra del Señor.
San Ignacio de Loyola

San Ignacio de Loyola

La conversión

El documental cuenta el itinerario de cuatro peregrinos guiados por Josep Lluís Iriberri, jesuita y director de la Oficina del Peregrino del Camino Ignaciano. Cada uno tiene una motivación diferente para hacer el viaje, pero todos experimentarán una transformación interior.
Los protagonistas, dice Roigé, «tienen varios trasfondos religiosos. Entre ellos está Mbassa, una mujer musulmana proveniente de Senegal», para dejar claro que este camino es para todos.
Además, con el formato del documental, Roigé ha declarado querer «huir del concepto de entrevista formal; es decir, los peregrinos hablan entre ellos; al principio no se conocen, no tienen confianza. Y después van adquiriéndola, junto a un compromiso de los unos con los otros».

Con las manos y el corazón

La película «no busca ser sólo un filme espiritual, sino que también busca promocionar el camino ignaciano. También para quienes solo quieran hacer deporte. Solo necesitan un mes para completarlo». Por eso, «hay mucha cultura, mucha arquitectura, mucho Patrimonio, mucha gastronomía, buen vino, buena comida, mucha naturaleza...».
Un relato, en definitiva, que «yo digo que es una película artesanal. Artesanal en el mejor sentido y en el sentido noble de la palabra, hecho con las manos y con el corazón».
Por tanto, son muchos los motivos para seguir los pasos del creador de los ejercicios espirituales. Y solo hay un riesgo: no salir del camino igual que como se entró en él.

'Ad maiorem Dei gloriam'

San Ignacio de Loyola respondió a una llamada desde su tiempo y propuso una renovación eclesial y espiritual de la Iglesia como conciencia de que ésta había nacido de la relación de amistad entre Jesús y doce amigos; de ahí, una Compañía. Fue uno de los grandes impulsores de la Contra-reforma junto con Santa Teresa y fue puente entre la Iglesia y las tierras que se abrían al anuncio de la Buena Nueva del Evangelio.
San Ignacio de Loyola, de Francisco de Zurbarán

San Ignacio de Loyola, de Francisco de Zurbarán

Si la acción misionera de su Compañía de Jesús es grandiosa, no menos es la herencia que dejó con sus ejercicios espirituales como método para el discernimiento del corazón frente al mundo y frente a Dios. A la muerte de San Ignacio, en 1556, los miembros de la Compañía ya ascendían a más de mil. En 1615 alcanzó la cifra de 13.000 y estaban establecido en Francia, Portugal, Flandes, Polonia, Italia, España, Indias y el Nuevo Mundo. Siempre «a mayor gloria de Dios».
Comentarios
tracking