07 de febrero de 2023

Michael Nazir Ali

Wilberforce Academy, Exeter College, Oxord.

Commissioned by Clare Osborne at the Wilberforce Academy.
24.3.11 Original job number: 2698

El obispo Nazi Ali redescubrió la grandeza del catolicismo a través del Ordinariato propulsado por Benedicto XVI para los anglicanos.

El Obispo Nazir-Ali cuenta por qué se convirtió de la Iglesia anglicana al catolicismo

El exobispo anglicano Nazir Ali, que fue recibido y ordenado sacerdote católico en 2021, cuenta su conversión a la Iglesia católica a través del Ordinariato propuesto en 2011 por Benedicto XVI

El exobispo anglicano paquistaní Nazir Ali fue recibido y ordenado católico a través del Ordinariato personal de Nuestra Señora de Walsingham, erigido por Benedicto XVI en 2011 ante la gran cantidad de anglicanos evangélicos que solicitaban entrar en la comunión de la Iglesia católica.
Benedicto XVI instituyó este Ordinariato personal a través de la constitución apostólica Anglicanorum Coetibus. La constitución apostólica se constituye a razón del gran número de anglicanos, especialmente evangélicos, que han pedido «ser recibidos, también corporativamente, en la plena comunión católica y esta Sede apostólica ha acogido benévolamente su solicitud».
En una entrevista a The Pillar el exobispo anglicano Michael Nazir-Ali cuenta su experiencia dentro de la Iglesia anglicana y su conversión.

El anglicanismo evangélico

Nazir-Ali explica que «dentro de la rama evangélica del anglicanismo hay, de hecho, varias corrientes. La primera, –indica–, es la más conservadora e interpreta la tradición anglicana desde una perspectiva calvinista».
Luego están los evangélicos carismáticos, que «dan mayor importancia a la doctrina y a la moralidad, además para ellos es muy importante la experiencia espiritual en general. Por ultimo, la gran mayoría que son los autodenominados evangélicos abiertos, que tienen un mayor compromiso con el evangelismo».

La rama de Nazir-Ali

Antes de ser ordenado y acogido en la Iglesia el exobispo se calificó a sí mismo de «evangélico católico». Según él, católico, por que siempre creyó «en la Iglesia, en su necesidad y en la importancia de los sacramentos; y evangélico en el sentido de una interpretación clara del evangelio como creación, reconciliación y redención, como lo califica el teólogo Michael Banner», además de la responsabilidad no solo de creerlo si no de compartirlo y predicar el Evangelio a las personas para traerlas a la fe de Cristo.

De evangélico a católico

Nazir-Ali fue a un colegio católico, así que tenía ya una idea de lo que el catolicismo significaba; pero también ha sido durante mucho tiempo ministro anglicano, así como obispo.
Su relación con los católicos, además de la lógica relación ecuménica entre anglicanos y católicos, se dio en su larga pertenencia a la Comisión Internacional Anglicano-Católica Romana, ARCIC por sus siglas en inglés, establecida por Pablo VI.
La ARCIC ha servido desde su fundación para superar los obstáculos en la unidad sacramental entre las dos tradiciones. Ha tratado temas y llegado a acuerdos como la Eucaristía, el primado Papal o cuestiones morales.
Asimismo perteneció a la Comisión internacional por la unidad entre anglicanos y católicos, IARCCUM por sus siglas en inglés; la creación de esta nueva comisión se debe a que ya en la década de los 90, la ARCIC había llegado a los acuerdos suficientes como para dar el siguiente paso en la unidad.
En este sentido Nazir-Ali «vio y entendió que la Iglesia Católica, en su diversidad y unidad, reflejaba esas creencias y los acuerdos a los que se habíamos llegado mejor que la iglesia anglicana», y eso le dio qué pensar.

La Iglesia encarna el ecumenismo

El exobispo cree que sí, que –efectivamente–, la Iglesia católica encarna esa apertura a todos. Pone de ejemplo que «tras tomar ciertas decisiones de mantener una tradición común sobre la moral y que había una forma común de interpretar las cuestiones morales, la provincias anglicanas, una tras otra fueron abandonando lo que habían acordado en cuanto a la moral común». Y se puede decir lo mismo de otros acuerdos ecuménicos que la iglesia anglicana ha acabado desestimando.

Por qué se convirtió

Nazir-Ali cuenta que su decisión no fue por cuestiones sobre un tema u otro, si no más bien «por cómo se tomaban las decisiones y con qué autoridad».
La Conferencia de Lambeth (reunión de obispos anglicanos cada 10 años), aunque no tenga autoridad legal sobre las provincias tiene autoridad moral. Y sin embargo, «cuando la Conferencia llega a un acuerdo o toma alguna decisión sobre el orden eclesial o sobre el matrimonio, las provincias hacen algo diferente a lo decidido».
El obispo de Canterbury dijo: «Tomamos decisiones por consenso y aun así las personas son libres de hacer lo que quieran». Nazir-Ali considera que «así las cosas no funcionan, que se necesita una manera de tomar decisiones que se cumplan de manera universal, si no resulta caótico», a juicio del converso al catolicismo.
Por otro lado, pesó mucho «la necesidad de una doctrina a la que se puedan aferrar los fieles cuando lo necesiten, así como el clero cuando afronte temas a la hora de predicar».
Finalmente, aunque no comparta la idea de que la autoridad del magisterio eclesiástico tenga que intervenir en cada decisión, de cuando en cuando «surgen preguntas dentro de la Iglesia, por lo que hace falta que haya una autoridad que indique cual es el camino adecuado»; y en la Iglesia anglicana eso es imposible, cmo se vio «en la última Conferencia de Lambeth con el obispo de Canterbury que «dijo que no tenía ni reclamaba ninguna autoridad para disciplinar a nadie».

Cuál fue el discernimiento final

El exobispo no sabría decir qué fue lo que le hizo finalmente tomar la decisión de hacerse católico. Entre otras, como ya ha expuesto, se encontraba «la incapacidad de tomar decisiones comunes y las grandes diferencias que se estaban dando dentro de la iglesia anglicana», que preveía terminaría en una fragmentación como en el resto de confesiones protestantes.
Nazir-Ali considera que la iglesia anglicana ha tenido siempre, por un lado, «un impulso hacia la catolicidad y por otro lado un impulso hacia la fragmentación protestante». Finalmente, «la iglesia anglicana ha tomado la decisión de ser una iglesia protestante liberal. Por eso tomé la decisión de unirme al Ordinariato» y abrazar la fe romana de Pedro.
Comentarios
tracking