07 de octubre de 2022

Prueba contra la COVID-19 en Alemania

Prueba contra la COVID-19 en AlemaniaAFP

Coronavirus

¿Qué se sabe hasta ahora de la 'ómicron sigilosa'?

Ciertas fuentes científicas han indicado que en una minoría de casos los test de diagnóstico, incluidas las pruebas PCR, no detectan la secuenciación genética de ómicron ni tampoco a su versión BA.2

Los casos de coronavirus desde la aparición de la variante ómicron en el panorama mundial no han hecho otra cosa que aumentar los contagios diarios en todos los países, algo que nunca se había visto con las cepas anteriores. Ahora que gracias a la vacunación parece que todo vuelve a estabilizarse. A pesar de esto, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha hecho sonar otra vez las alarmas por una nueva ascendencia de la variante sudafricana.
Ómicron está compuesta por tres linajes diferentes, BA.1, BA.2 y BA.3. La primera de todas ellas es la causante del 86 % de los contagios que se notifican en España. La segunda es la que cada vez está cobrando más fuerza en varios países europeos.
Ciertas fuentes científicas han indicado que en una minoría de casos los test de diagnóstico, incluidas las pruebas PCR, no detectan la secuenciación genética de ómicron ni tampoco a su versión BA.2, por lo que algunos la llaman la «variante furtiva o sigilosa».
Las tres subvariantes distintas de ómicron, según han relatado varios científicos, parece que surgieron a la vez, pero solo se detectó a la BA.1, por lo que los otros dos linajes tuvieron tiempo para diversificarse antes de que los expertos detectasen los primeros casos.
Este linaje tiene 28 mutaciones únicas y 32 en común con ómicron, lo que eleva a la cifra a 50 variaciones en sus proteínas. En Dinamarca se ha comprobado que la nueva subvariante ha secuenciado hasta en 4.700 veces, por lo que la OMS advierte que hay que seguir investigando.
Cuando Sudáfrica notificó los primeros casos de ómicron la OMS ya advirtió la rápida capacidad que poseía esta variante para mutar. En el caso de la BA.2, la OMS informó de algunas posibles alteraciones con respecto a la BA.1, además de una variación en la proteína espiga que es la que permite que el virus infecte cada vez a más personas debido a su rápida multiplicación.
Por el momento se desconoce la virulencia de la mutación, por lo que los científicos e investigadores que la denominan VOI (variante de interés por sus siglas en inglés), siguen investigando sus posibles efectos en la población mundial. No obstante, en algunos países como Reino Unido o Dinamarca su presencia aumenta a una velocidad vertiginosa.

Países con más casos del nuevo linaje

Un total de 40 países publicado en Gisaid, el portal internacional de datos genómicos, han notificado más de 8.000 secuencias BA.2 desde el 17 de noviembre de 2021.
No es posible determinar dónde se originó la 'ómicron sigilosa', pero sí se sabe que las primeras secuencias aparecieron en Sudáfrica, al igual que ómicron.
Uno de los países con más contagios, en lo que al linaje se refiere, es Dinamarca, que se encuentra entre las primeras naciones del mundo en capacidades de secuenciación. Los datos reflejados hasta hoy muestran que es más frecuente que ómicron, ya que represente al 65 % de los casos nuevos.
En India están teniendo el mismo efecto, los casos por la ómicron sigilosa aumentan, pero la ocupación de camas UCI y hospitalizaciones disminuye.
En Reino Unido se han contabilizado 426 casos confirmados de la secuencia según la Agencia de Seguridad Sanitaria (UKHSA). 
También está creciendo su presencia en Alemania, dónde a finales de enero los casos por la secuencia de ómicron BA.2 suponen un 5 % de los pacientes positivos totales, un 2 % más que Delta. BA.2 representa cerca del 30% de la secuenciación en la capital alemana, con un crecimiento sobre Delta del 20% por día.
Comentarios
tracking