Fundado en 1910

17 de abril de 2024

Una persona mayor durmiendo.

Una persona mayor durmiendo.Pexels

Siestas largas pueden ser síntoma de Alzhéimer en personas mayores

Un estudio a más de 1.400 ancianos concluye que dormir la siesta más de una hora al día pueden tener un 40 % más de riesgo de desarrollar Alzhéimer

Un estudio del Centro de la Enfermedad de Alzheimer de Rush de EE.UU. cuyas conclusiones se han publicado en la revista de marzo Alzhéimer y Demencia indica que existe relación entre las siestas prolongadas de las personas mayores y el deterioro cognitivo que presentan. Pese a que echarse una siesta diurna es muy común y propio del envejecimiento esta reciente investigación ha descubierto que también puede ser un síntoma para presagiar deterioro cognitivo en los mayores, sobre todo si las siestas son cada vez más largas y frecuentes.
Para llegar a estas conclusiones la investigación ha tomado como muestra a más de 1.400 personas mayores, con una media de 81 años, durante 14 años. Se observó que aquellos pacientes a los que se les diagnosticó deterioro cognitivo leve duplicaban, sin pretenderlo, sus siestas diurnas y que aquellos que pasaban a un estadio peor de deterioro cognitivo, siendo diagnosticados con Alzhéimer, triplicaban el tiempo de sus siestas (más de una hora) a lo acostumbrado.
Así mismo, las muestras obtenidas en el estudio arrojaron el dato de que los participantes que dormían la siesta más de una hora al día tuvieron un 40 % más de riesgo de desarrollar Alzhéimer que los que dormían la siesta menos de una hora al día; y los participantes que dormían la siesta al menos una vez al día tuvieron un 40 % más de riesgo de desarrollar la enfermedad que los que dormían la siesta menos de una vez al día. No obstante, los investigadores subrayan que el estudio no implica que dormir la siesta provoque Alzhéimer ni viceversa, ya que por el momento es solo una observación. «Pero podemos decir que se desarrollan al mismo tiempo, y es posible que las mismas patologías contribuyan a ambos», concluyen.
La enfermedad de Alzhéimer está causada por la acumulación de dos proteínas en el cerebro: la beta amiloide y la tau. «Hay proteínas o genes que podrían impedir la acumulación de tau y beta, o hay formas potenciales de mitigar o frenar su acumulación», indican.
Comentarios
tracking