12 de agosto de 2022

Hipra

HipraHipra

Sanidad

Hipra, la esperanza inacabada de la que Sánchez ha colocado 250 millones de dosis

Esta vacuna debería haberse comercializado a comienzos de año y sigue sin recibir la autorización de la EMA

Este martes, la Comisión Europea firmaba un contrato de compra de 250 millones de dosis de la vacuna Hipra, todo un pelotazo para un Sánchez ávido de medallas. Hay que reconocerle el movimiento de tahúr a Sánchez, ya que la vacuna todavía no ha recibido la autorización y está tardado más meses de lo previsto.
«Es un contrato que demuestra la fortaleza de la innovación y de la industria farmacéutica de nuestro país, y también la colaboración público-privada que hemos desarrollado con esta industria catalana y española, que ha dado sus frutos», aseguraba Sánchez después de conocerse la noticia.
Esta vacuna está todavía bajo evaluación por parte de la Agencia Europea del Medicamento, así que los países que hayan comprado las dosis tendrán que esperar a que reciba la autorización para poder adquirir las vacunas.
Se trata de una vacuna bivalente de proteína recombinante que ha obtenido muy buenos resultados en los estudios, especialmente contra las subvariantes de ómicron BA.4 y BA.5, causantes de la última ola. Los ensayos clínicos han demostrado una protección más duradera y efectiva en comparación con las vacunas de Pfizer y Moderna, y no se han detectado efectos adversos relevantes.
Pero la «gran esperanza blanca» en la lucha de nuestro país contra el coronavirus se ha hecho esperar. Ha sido la principal apuesta por delante de los desarrollos de varios investigadores del CSIC, de las que poco o nada se ha sabido desde hace meses.
Hipra obtuvo el 27 de agosto el visto bueno e incluso llevó a la ministra Diana Morant a asegurar que podría ser comercializada «a comienzos de 2022». Pero esa comercialización nunca llegó y la farmacéutica barcelonesa tuvo que esperar al 29 de marzo de este año para que la EMA comenzara su revisión continua, paso previo a la obtención de la autorización de comercialización.
En declaraciones a El Debate, el pasado mes de mayo, la propia compañía aseguraba que esa aprobación se preveía «a finales de mayo o principios de junio». En julio, la directora de I+D de la compañía explicaba que el retraso se debía a que la EMA había exigido requerimientos distintos, pero «la vacuna será una realidad y podrá formar parte de los planes de vacunación en otoño». A comienzos de agosto, todavía estamos esperando la autorización.

Temas

Comentarios
tracking