03 de diciembre de 2022

Los hámsteres podrían entrar a formar parte de las mascotas prohibidas

Los hámsteres podrían entrar a formar parte de las mascotas prohibidas

Las multas que pagarán las personas que tengan 'mascotas prohibidas' por la nueva ley de bienestar animal

La lista definitiva no está todavía aprobada, pero muchos de los animales actualmente catalogados como especies invasoras entrarán a formar parte de la 'lista negra'

La lista de animales de compañía prohibidos con la nueva Ley de Protección y Bienestar Animal no está todavía aprobada, pero se sabe que algunos de los criterios que influirán en la decisión final serán, entre otros, la facilidad para cuidar del animal, que no suponga un riesgo para los humanos y que pueda vivir en cautividad.
Además de estas cuestiones, uno de los requisitos fundamentales será que la especie en cuestión no pueda convertirse en especie invasora, lo que podría hacer que mascotas tan habituales hasta ahora como tortugas, hámsteres o periquitos queden fuera de la lista permitida.
Pero, ¿qué multas podrían afrontar quienes adquieran estos animales una vez entrada en vigor la ley?
El anteproyecto establece una horquilla de sanciones que va de los 0 a los 200.000 euros (en función de diversos agravantes como «el daño causado al animal», «el grado de culpa o existencia de intencionalidad», «la trascendencia social o sanitaria» o «la reincidencia») y penas de prisión de entre 18 y 36 meses, además de una inhabilitación para trabajar o vivir con animales de entre 5 y 10 años.
El texto prevé que la llamada «lista positiva» de animales deberá ser publicada con un plazo máximo de 48 meses desde la aprobación de la ley, por lo que todavía podrá pasar bastante tiempo hasta entonces.
En cualquier caso, no afectará a los propietarios que tengan una 'mascota prohibida' antes de la entrada en vigor de la ley –siempre y cuando no permitan que se reproduzca–, aunque estos tendrán que dar cuenta de ello a las autoridades competentes para que así figure en el registro.
Comentarios
tracking