Fundado en 1910

21 de febrero de 2024

El pastor José Manuel García con sus ovejas en el campo de Belchite, Zaragoza

El pastor José Manuel García con sus ovejas en el campo de Belchite, ZaragozaEuropa Press

Los agricultores tildan las medidas del Gobierno de «insuficientes»

Las asociaciones reclaman ayudas directas extraordinarias para los cerealistas, «que en muchos casos no recogerán cosecha alguna»

Este jueves –en el último día de la precampaña y horas antes del arranque oficial de la campaña–, se celebró un Consejo de Ministros extraordinario para aprobar un paquete de medidas contra la sequía y el calor por valor de 2.190 millones de euros. La España rural es una de las grandes «beneficiadas» de este chorreo de ayudas, pero estos lo consideran una medida «improvisada», «electoralista» e «insuficiente».
Según COAG, el 80 % del territorio agrario se encuentra ya asfixiado por la sequía y más de 5 millones de hectáreas de cereales no tendrán «apenas» cosecha. Por ello, su secretario general, Miguel Padilla, ha reclamado que «desde ya» se deben disponer ayudas directas extraordinarias para los cerealistas, «que en muchos casos no recogerán cosecha alguna». Padilla ha añadido que esta «es la campaña de siembra más cara de la historia con la cosecha más corta del siglo».
La asociación considera, por tanto, «insuficientes» las medidas del Real Decreto de ayudas aprobado este jueves por el Gobierno para mitigar el impacto de la sequía en el sector, como ha declarado la organización en un comunicado.

Piden «soluciones excepcionales»

Desde Asaja, han tachado de «totalmente insuficientes» las medidas anunciadas este jueves para paliar la «grave» sequía que atraviesa el campo que, en el caso andaluz, «ya sufrió pérdidas de más de 2.400 millones de euros el pasado ejercicio, con una merma general de las producciones de entre el 30 y el 50 %, y que este año podría ver incluso cuadruplicadas». «Las situaciones excepcionales requieren de soluciones excepcionales», ha apostillado.
La organización ha apuntado en un comunicado que la comunidad «vive su sexto año consecutivo de déficit hídrico y la situación es absolutamente desesperada». «Estos seis años de sequía meteorológica y los tres consecutivos de sequía hidrológica han dado la puntilla al campo, que ha perdido ya los cultivos extensivos de secano, que no va a contar con cultivos de primavera y que ve amenazados de muerte a sus cultivos arbóreos y a sus explotaciones ganaderas, por lo que en esta situación», ha manifestado el presidente de Asaja-Andalucía, Ricardo Serra, advirtiendo que «dar continuidad a las medidas que ya se tomaron el pasado ejercicio por la guerra de Ucrania es totalmente insuficiente».
«Ya no valen con moratorias hacen falta exenciones. Las ayudas directas deber extenderse a todos los sectores y a todas las explotaciones afectadas. Las explotaciones necesitan liquidez, y para eso es fundamental facilitar y subvencionar los créditos», ha recalcado, recordando que «la flexibilización en las medidas de la PAC debe ser urgente y automática, vamos contrareloj y no podemos esperar».
Asaja ha planteado invertir «de verdad» en infraestructuras hidráulicas, explicando que «mientras países como Portugal o Marruecos han desarrollado mucho su capacidad de embalse en los últimos años, en España las inversiones han sido mínimas, desde la anterior gran sequía, la de 1992-1995, la capacidad de embalse de nuestro país se mantiene prácticamente inalterada».

UPA agradece la «rapidez» del Ejecutivo

La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) ha sido la única de las grandes asociaciones agrarias que se ha desmarcado de la crítica al Ejecutivo. Aplauden «la rapidez» del Gobierno para aprobar el real decreto-ley que incluye un paquete de medidas urgentes de apoyo al sector agrario para hacer frente a la sequía, según ha informado en una nota de prensa.
En esta línea, la vicesecretaria general de UPA, Montse Cortiñas, que ha agradecido que se haya tenido en cuenta a la organización a la hora de elaborar la norma, ha afirmado que es importante que la ayuda sea urgente a la ganadería, pese a que considera que «faltan aspectos por conocer, por definir».
Por ello, la organización ha destacado que la gestión, a partir de ahora, tiene que estar «viva en todas las mesas», tanto en las de la Administración General del Estado, como en las autonómicas, puesto que «la sequía no es culpa de nadie, pero hay que gestionarla».
Asimismo, UPA ha subrayado que es importante que estas ayudas vayan sobre todo a las explotaciones familiares, a aquellas que viven de la actividad agraria.
La organización también ha insistido en que «lo que sí es importante es ir actuando y ayudando día a día las explotaciones que más lo necesiten, porque aquí se trata de no perder tejido productivo».

Temas

Comentarios
tracking