Fundado en 1910

19 de mayo de 2024

Hasta 52 especialidades médicas abren la puerta a contratar personal extranjero

Hasta 52 especialidades médicas abren la puerta a contratar personal extranjeroEFE

El País Vasco se queda sin médicos tras imponerles el euskera y ahora contratará extranjeros sin exigírselo

La consejería de Salud ha tenido que aprobar la orden que permite contratar por primera vez a personal extracomunitario, especialmente de Hispanoamérica

La exigencia del nacionalismo vasco de valorar más el nivel de euskera o vascuence que un doctorado empieza a provocar grandes problemas, como es el caso de los servicios sanitarios.
El Gobierno del País Vasco ha reconocido que le faltan médicos en casi todas las especialidades, lo que ha llevado a la consejería de Salud a aprobar la orden que permite contratar por primera vez a personal extracomunitario.
Hay una apremiante falta de facultativos, en una situación cuanto menos delicada: la gripe colapsa urgencias y ambulatorios. Por ello, el Ejecutivo de Urkullu ha mirado hacia los galenos extracomunitarios, especialmente de Hispanoamérica, para cubrir hasta 52 especialidades médicas a cambio de no exigir el euskera o vascuence que sí se le pedía al resto de médicos españoles.

Especialidades con vacantes

El Servicio Vasco de Salud (Osakitetza) ha decidido lanzar una resolución en la que se declaran «deficitarias» un total de 52 especialidades médicas que no son cubiertas con profesionales. Para buscar una solución, Urkullu ha tenido que eliminar de sus convocatorias el requisito de nacionalidad española o europea, lo que permitirá en la práctica la contratación de médicos extracomunitarios.
De esta manera, el Ejecutivo nacionalista ha activado una fórmula que ya conocen otras comunidades como Cantabria, Castilla y León, Madrid, Galicia o Extremadura, en un momento especialmente delicado: las urgencias hasta arriba por la situación epidemiológica, en plena precampaña electoral y con la necesidad imperiosa de reducir listas de espera para presentar a los votantes una gestión eficaz.

De aquellos polvos, estos lodos

El problema en la sanidad pública vasca tiene el inmediato precedente por el que el nacionalismo dispuso que el conocimiento de la lengua autonómica puntuara el doble que un doctorado para las convocatorias de empleo público.

En las bases específicas de las convocatorias, como por ejemplo, las dirigidas al Empleo Público del Servicio de Salud, se otorga al conocimiento del euskera una valoración de entre 9 y 18 puntos, lo que supone un nivel máximo, mientras que un doctorado cum laude se queda en 10; un doctorado, 9; un máster,6; o una licenciatura con sobresaliente o matrícula de honor, 3.

Temas

Comentarios
tracking