Fundado en 1910

19 de junio de 2024

Un momento del encuentro organizado por Neos

Un momento del encuentro organizado por NeosEvelio Jiménez

El Alma de Europa

Neos inicia en Madrid «una gran oleada a favor de la vida que recorrerá toda Europa»

La fundación reúne a las principales asociaciones que trabajan para terminar «con la lacra del aborto»

La asamblea de Asociaciones por la Vida y la Fundación Neos creen que «el alma de Europa» está en juego, y por eso convocaron este lunes, 29 de abril, a las 19:30 horas, a las principales entidades involucradas en la defensa de los más débiles. El encuentro, que se desarrolló en el auditorio de la Mutua Madrileña, estaba organizado por dos instituciones más: el Real Instituto Universitario de Estudios Universitarios de la Universidad San Pablo CEU y la asociación One of Us.

Josep Miró i Ardèvol, coordinador de la Asamblea por la Vida, la Dignidad y la Libertad, fue el encargado de inaugurar el evento. El ex político aseguró que había comenzado «una gran oleada a favor de la vida que recorrerá toda Europa». A pesar de las medidas favorables al aborto que se están adoptando en Bruselas, «no nos dejamos amedrentar por ello», aseguró. Miró i Ardèvol afirmó que «el aborto forma parte de la doctrina del Estado» y que conlleva, además de la muerte de miles de niños en el seno de su madre, «una devastación económica, porque arrebata el capital más importante, que es el capital humano». El ex político catalán cifró estas pérdidas económicas en el «equivalente a 23.000 millones de euros». «La vida es el primero de los derechos. Sin él, no hay nada», añadió, y recordó que «la madre y su hijo son dos realidades distintas, y por eso, no puede disponer de su vida».

Pablo Siegrist, vicepresidente de One of Us, lamentó a continuación que «la Eurocámara quiera prohibir que las asociaciones que trabajamos por la vida podamos tener acceso a las deliberaciones que se realizan en Bruselas».

«Balcanización de España»

Jaime Mayor Oreja, presidente de la Fundación Neos, fue el siguiente en tomar la palabra. Mayor Oreja animó a que PP y Vox «se entiendan» para frenar «la balcanización de España», que identificó con dos hechos recientes: «la victoria de ETA en las elecciones del País Vasco» y el anuncio de Sánchez por continuar al frente del Gobierno.

El ex ministro del Interior con José María Aznar denunció que la Unión Europea quiera aprobar, en su Carta de Derechos Fundamentales, la inclusión del aborto «como ya ha hecho el Parlamento francés con Emmanuel Macron». «La Unión Europea no fue una táctica, sino un alma», aseguró, remontándose a los inicios de la institución. Ésta «empezó con alma, pero sin cuerpo, y hoy, cada vez más, tiene cuerpo pero sin alma». «¿No están matando ustedes la Unión Europea por no defender la vida?», planteó Mayor Oreja en una pregunta que iba dirigida al mandatario francés. «Estamos muy orgullosos de no pertenecer a un mayoría que apuesta por la cultura de la muerte pensando que es progreso», afirmó. «Somos una minoría creativa que no se impone, pero que no se esconde», añadió, «una minoría que quiere dejar de serlo, pero con principios, con fundamentos, sin renunciar a la vida». «Necesitamos hacer una Carta de Derechos del no nacido, y tenemos que sumar a millones de europeos», invitó Mayor Oreja.

La forma más atroz de violencia

María Calvo, escritora y profesora universitaria, miembro del patronato de NEOS, asoció el aborto a «los ritos antiguos paganos» y lamentó «la muerte de la conciencia moral de la sociedad». «La vida del hijo se considera un fardo en la vida profesional y se sacrifica buscando una comodidad», lamentó, y aseguró que «el aborto es la forma más atroz de violencia». «Nada nos prepara para ser madres, pero ser madres nos prepara para todo», sintetizó.

A continuación se desarrolló un panel de ponentes integrado por Alexandra Linder, presidenta de la Federación Alemana por la Vida y miembro de One of Us; Nicola Speranza, secretario general de FAFCE; Margarita de la Pisa, eurodiputada del Parlamento Europeo por Vox, y José María Beneyto, director del Instituto de Estudios Europeos de la Universidad CEU San Pablo.

Linder explicó que, en Alemania, «solo un 4% de las familias son numerosas, donde se da la cooperación entre distintas generaciones». «El mercado mundial de vientres de alquiler mueve al año 16.000 millones de euros en todo el mundo», denunció.

De la Pisa calificó de «trampa» el feminismo porque «nos agrede a las mujeres al victimizarnos y hacernos ver a nuestro hijo como amenaza». «No encuentro mayor insulto a la mujer que decir que, para lograr la igualdad con el hombre, hay que favorecer la contracepción», subrayó. La eurodiputada también alentó a «deshacer la cultura de ver la maternidad como una amenaza contra la mujer».

Speranza denunció que en Europa algunos vean a los ancianos «como una carga para los presupuestos» y que «se haya perdido la humanidad».

Beneyto señaló que en Europa «hay una oscuridad» como ha ocurrido en otras épocas, pero que en otras partes del mundo se da una gran defensa de la vida. Por eso parafraseó a Juan Pablo II con su célebre invitación: «Europa, sé tú misma». «Creo que recuperaremos la esencia de lo que hemos sido», añadió, a la vez que solicitó «un humanismo tecnológico».

Fabrice Hajdadj, escritor, filósofo y director del Instituto Philanthropos, cerró el acto con una ponencia con referencias a Platón, Nietzsche y al Antiguo Testamento. «¿Cómo podemos permitirnos filosofar junto a un volcán en erupción?», se cuestionó Hajdadj, asimilando esa situación con la actualidad europea. Por eso reivindicó las raíces griegas de Europa «sin renunciar a los tiempos actuales».

Comentarios
tracking