Fundado en 1910

19 de julio de 2024

Oso pardo

Oso pardoFreepik

Los ganaderos aseguran que ya hay «sobrepoblación de osos» y piden que deje de ser especie protegida

Creen que en cuatro o seis años «empezaremos a ver pueblos quemarse en Asturias, porque la maleza está invadiendo las casas y esto provocará incendios»

Este lunes, ganaderos de la zona centro de Asturias y productores de miel de la zona occidental, encabezados por el Secretario de Unión Rural Asturiana (URA), Borja Fernández, han alertado sobre la crítica situación a la que la fauna salvaje está llevando al campo asturiano, especialmente el oso. Según Fernández, «el oso ya no está en peligro de extinción y su población debería ser controlada de inmediato».

Fernández advirtió que los ataques «sin precedentes de lobo y oso» están llevando a los ganaderos a considerar tomar medidas en legítima defensa. «Las medidas en legítima defensa suelen tomarse sobre la marcha», añadió.

«Creo que ha llegado el momento de tomar medidas, ya sea trasladar a los ejemplares a otras zonas, esterilizarlos o lo que sea necesario. No podemos seguir así porque los osos ya campan a sus anchas por el concejo de Oviedo», subrayó Fernández. También destacó que las denuncias presentadas ante la consejería y los ayuntamientos afectados no han sido atendidas por las autoridades.

Luis Pérez, productor de miel de Cangas del Narcea, insistió en que «el oso no está en peligro de extinción y debería ser descatalogado como tal». Aunque no propuso directamente matar osos, sugirió la necesidad de controlar su población. «No soy el responsable de hacer ese control; es la administración la que debe actuar. No se puede tener una sobrepoblación de osos que eventualmente afectará a las personas, no solo a los ganaderos. Tendrán que hacer algo, ya sea desplazar a los osos, esterilizarlos o lo que sea, pero deben realizar algún control y quitarlo de la lista de especies en peligro de extinción porque ya no lo está», afirmó.

Los ganaderos de la zona de Morcín han destacado que «los osos son un problema mayor que los lobos». David Álvarez Bueno señaló que el oso le ha matado «unos sesenta animales» en lo que va de año. «A la hora de reclamar daños no tienes nada que demostrar porque el oso no te deja nada. No hay justificación porque no queda rastro», explicó.

Rubén Cachero, otro ganadero afectado, declaró que «las alimañas están destruyendo a los verdaderos obreros del campo, que son los animales domésticos». Añadió que «no es solo que nos extingan a los ganaderos, es que están extinguiendo a los obreros del campo. En cuatro o seis años empezaremos a ver pueblos quemarse en Asturias, porque la maleza está invadiendo las casas y esto provocará incendios».

Miguel Álvarez, vecino de Los Llanos en Morcín, destacó otro problema: los turistas y visitantes con sus «mascotitas» que invaden la zona del Monsacro. Criticó el comportamiento de los visitantes y el turismo descontrolado que está causando problemas a los ganaderos locales, quienes «ni siquiera pueden mover el tractor los fines de semana porque no hay sitio para dar vuelta».

Exigió el control y regulación de las normas para los visitantes y pidió vigilancia para garantizar su cumplimiento. «Llegan, aparcan donde les da la gana, invaden todo, van con sus perros sueltos, vuelven loco a uno porque las rutas no están bien señalizadas y se pierden. Ya se prohibió que bañasen a sus mascotas en los bebederos de los animales, pero no lo cumplen. Pedimos que se cumpla la normativa referida a los perros y a la gente porque nos están echando de la zona. Que marquen las rutas y los visitantes no puedan salirse de ellas porque atosigan a los animales», concluyó Álvarez.

Comentarios
tracking