25 de septiembre de 2022

Jorge Arias, CEO Dioxinet

Jorge Arias, CEO Dioxinet

Entrevista

Jorge Arias (Dioxinet): «Necesitamos gente con pensamiento crítico que ponga la IA al servicio de la sociedad»

El CEO de una de las empresas españolas más veteranas dedicadas al dato explica el presente y el futuro de la tecnología

La Inteligencia Artificial (IA) y el Big Data han llegado a la sociedad. O ya deberían haber llegado. La nube es la que triunfa, pero estudiar los datos y aplicarles variables comprensibles es lo que se necesita para que sean de utilidad.
Jorge Arias es Ingeniero y CEO de Dioxinet, una de las empresas españolas que más años lleva dedicadas al dato, incluso cuando nadie creía en ello.
Ahora busca trabajadores dedicados, ayuda a la Administración y acabará huyendo de Europa porque no creen en el próximo salto que hará el sector.
–¿Cómo es el panorama laboral en España en vuestro sector?
–No hay personal. Contratamos por contactos. Queremos trabajadores que les apasione lo que hacen, no que cambien esto por otro trabajo cualquier día.
–¿En qué estado se encuentra la Inteligencia Artificial en la sociedad?
–No hay gente con iniciativa ni con pensamiento crítico como para poner la IA al servicio de la ciudadanía. Es un problema que nos encontramos cuando entrevistamos a los chavales.

Todo el mundo vuelve a rehacer los mismos algoritmos, pero nadie innova ni lo lleva a la vida realJorge AriasDioxinet

Hay mucha gente que sabe de IA, pero que solo ha ejecutado los mismos algoritmos con los mismos datos para hacer pruebas estancas. Todo el mundo vuelve a rehacer los mismos algoritmos, pero nadie innova ni lo lleva a la vida real. Eso lo podría hacer un mono.
–Lleváis 20 años dedicados a la tecnología, ¿Cómo os habéis reinventado?
–De lo que empezamos a hacer hace 20 años a lo que hacemos ahora el mundo ha cambiado. Cuando empezamos no existían los smartphones, por ejemplo.
Hay varias formas de enfocar una empresa: dejarse arrastrar por los clientes o tener iniciativa. Hace 12 años empezamos con la IA y Big Data. Abandonamos el entorno de clientes que nos pedían solo hacerles webs porque eso tenía un plazo limitado.
–¿Qué otros proyectos tenéis en proceso?
–Estamos trabajando en unos algoritmos nuevos que permiten generar un avatar que mueve la boca cuando le pones un texto. No sabes si responde una persona o un ordenador. Ese texto puede estar escrito previamente o que una IA genere la respuesta según la pregunta. Imagínate que esta entrevista no la estuviera haciendo yo...
–¿Y la ética cómo se adapta a esto?
–Hay un debate ético que dice que la IA utiliza unos algoritmos que no son comprensibles por el humano. Utiliza variables y pesos que no comprendemos porque los genera un machine learning. Eso es como una caja negra donde no se sabe ni se ve nada. Ahora hay una tendencia similar a una caja de cristal donde todos los valores son explicables y comprensibles por el humano. Una vez evaluados los pesos de las variables del algoritmo, podemos explicarlos.

Los algoritmos se deben ajustar al momento, no se puede mirar el pasado con los ojos del presenteJorge AriasDioxinet

Hace unos años la Comunidad de Madrid dio unas ayudas basadas en IA. Alguien se quejó y exigió conocer los algoritmos, pero no supieron explicarlos. Si utilizas una caja de cristal se pueden entender y puedes hacer las modificaciones pertinentes.
Ahora no esta bien visto discriminar por sexo, política, raza… hace diez años podías hacer chistes machistas, era hasta gracioso. Los algoritmos se deben ajustar al momento, no se puede mirar el pasado con los ojos del presente, ni lo podemos juzgar. Pero sí podemos hacer que los algoritmos entiendan esa faceta moral.
–¿Las instituciones públicas demandan Inteligencia Artificial y Big Data?
–Los ingenieros y los matemáticos tenemos algo especial con los trenes. Estamos haciendo trabajos como la detección de objetos abandonados, control de tumultos… nos han invitado por parte del Ministerio del Interior a participar con más empresas europeas en un proyecto de identificación de personas y objetos para prevenir el terrorismo. Se pretende que lo que desarrollemos se extienda como proyecto piloto a otras capitales. Hay nueve millones de euros en juego para un proyecto que se espera esté finalizado en 2025.

Los estudios están muy mal pagados en España. Un investigador gana 1.400 eurosJorge AriasDioxinet

Ahora mismo no hay algoritmos que permitan hacer esto. Requiere estrategia porque son infraestructuras críticas (aeropuertos, metros...) y los datos no pueden salir de las instalaciones. Hay que gestionar la imagen allí cuando, por ejemplo, una persona abandona un objeto en una estación y hay que hacer el seguimiento. Hay mucha información en juego.
–¿Puede el Big Data solucionar los problemas que se encuentra la sociedad en los últimos años?
–Para un martillo todo son clavos. El que trabaja en IA siempre va a encontrar una solución con IA, pero el que sea criador de vacas va a pensar que con lo suyo arreglaría el problema.
Nuestro lema es Data make you big (el dato te hará grande). Una empresa que utiliza los datos sabe dónde está. Es fácil perderte en el día a día.

Estamos trabajando en avances cognitivos. Analizamos la actividad neuronal para traducirla en acciones. Será el próximo saltoJorge AriasDioxinet

Con la pandemia analizamos la información que aparecía en los medios. Había cosas que nos cuadraban y otras que no. Esa experiencia nos permitió conocer nuevas formas de entender la información.
Contar a las personas en el metro es difícil. No te puedes equivocar más que en un 1 %. Pero nos preguntamos qué podíamos hacer con el dato. Por qué no analizamos el nivel de CO2 para saber si un vagón está ventilado, para saber el número de personas, en qué estación suben, la hora, si llueve, el dato del paro y cómo afecta… generamos CAPACCV, un conjunto de datos para dar respuestas.
–¿Y se pueden sacar conclusiones útiles?
–Sí, un súper nos pidió que analizáramos los tiques de compra. La matriz de correlación llegó a la conclusión de que la gente que compraba pañales también compraba cerveza.
–¿Dónde está el futuro a corto plazo de la IA y el Big Data?
–Estamos trabajando en avances cognitivos. Analizamos la actividad neuronal para traducirla en acciones. Será el próximo salto.
Yo veo un teclado y me recuerda al telégrafo. Me pregunto cómo podemos utilizar estos periféricos todavía cuando podemos extraer la orden de nuestro cerebro y ejecutarla. Esa línea neuronal explotará en los próximos cinco o diez años.
–¿Dónde apuestan por este tipo de proyectos?
–Europa no es el sitio, no creen en ello, la burocracia les pierde y el dinero no llega. Necesito proyectos que nos den de comer.
–¿Y la investigación?
–Los estudios están muy mal pagados en España. Un investigador gana 1.400 euros. Si te dedicas solo a hacer estudios, estas acabado.
Comentarios
tracking