06 de febrero de 2023

Twitter pospone de manera indefinida el sistema de verificación de pago

Los políticos demócratas han abierto una investigación contra Elon Musk

Demócratas contra Musk

La insólita excusa para perseguir a Elon Musk tras su llegada a Twitter

Los políticos demócratas de la ciudad y del estado de California creen que la sede de la red social podría se un hotel

Elon Musk sigue librando una dura batalla por tomar el control de Twitter. Si comprar las acciones fue toda una odisea, abrir las ventanas para liberar al pájaro azul y desmantelar la censura impuesta está siendo un arduo trabajo.
Musk pidió a los trabajadores de Twitter que debían dedicar más tiempo y esfuerzo a levantar la red social tras su llegada. Eliminó el teletrabajo y les pidió estar presencialmente 40 horas a la semana en el edificio, como mínimo.

Despidos

Tras los despidos y la llegada de personal del Tesla para poner al día a la nueva empresa, es el turno de que trabajadores descontentos con la pérdida de sus privilegios, pero que quieren conservar el trabajo, filtren imágenes de la oficina.
La BBC asegura que ha recibido fotos de camas y armarios en la sede de Twitter de San Francisco, California. Aseguran también que un extrabajador ha desvelado que Musk lleva semanas durmiendo en la empresa y que se han instalado sofás.
Poco le ha faltado al Departamento de Inspección de Edificios de San Francisco para investigar si la sede de Twitter se está utilizando como un hotel.
Este movimiento no es más que otro ataque de los demócratas de Estados Unidos a Musk por liberar a la red social del rodillo progresista y devolver la cuenta a Trump, entre otras cosas que les han ofendido.
Musk afirmó en su cuenta de Twitter que la ciudad estaba atacando a su empresa por «proporcionar camas a empleados cansados» aunque horas más tarde borró la publicación.

Demócratas

Los políticos del estado de California y de la ciudad de San Francisco se han apresurado a hablar con los medios. El senador del estado de California, Scott Wiener, aseguró a la BBC que «Ahora los está haciendo dormir [a los trabajadores] en Twitter. Está claro que a él realmente no le importan las personas. No le importan las personas que trabajan para él».
Un funcionario del Departamento de Inspección de Edificios también declaró que «necesitamos asegurarnos de que el edificio se use según lo previsto».
Comentarios
tracking