28 de enero de 2023

Joe Biden y Hunter Biden

El actual presidente de EE.UU. -entonces vicepresidente- Joe Biden junto con su hijo Hunter en 2009GTRES

Twitter Files: así censuró la red social información sobre la corrupción de Hunter Biden

Twitter censuró un artículo del New York Post sobre los casos de corrupción de Hunter Biden para evitar perjudicar la campaña electoral de su padre

Elon Musk está dispuesto a sacar a la luz todas las vergüenzas de Twitter y su estrategia de manipulación de la opinión pública para favorecer su agenda política y, en particular, los intereses del Partido Demócrata en Estados Unidos.
Hace unos días, Musk anunció una próxima publicación de unos misteriosos «Twitter Files», una serie de documentos que mostrarían que la red social trabajó durante años para dañar la libertad de expresión.
«El público merece saber lo que pasó», afirmó en un mensaje difundido en la red social de la que ahora es propietario.
Finalmente, la revelación de los «Twitter Files» se produjo de una manera menos espectacular de la anunciada pero que, igualmente, ha levantado una gran polvareda sobre la familia del presidente Joe Biden.
Con la bendición de Musk, el periodista Matt Taibbi publicó un hilo en Twitter donde desvela correos electrónicos internos de la compañía del pájaro azul donde se demuestra que los empleados de la red social trataron de eliminar todo rastro de una noticia del New York Post del 14 de octubre de 2020 sobre los casos de corrupción que perseguían a Hunter Biden, hijo del entonces candidato demócrata a la presidencia y hoy inquilino de la Casa Blanca.
La información del New York Post revelaba el contenido de un ordenador que Hunter Biden dejó en una tienda de reparación de material informático. El dueño de la tienda hizo una copia del disco duro del ordenador antes de devolverlo al dueño.
El análisis de la computadora reveló correos electrónicos donde se demostraba que el entonces vicepresidente Joe Biden presionó a funcionarios ucranianos para que despidieran a un fiscal que investigaba a la empresa ucraniana de energía Burisma con la que Hunter estaba vinculado.
En análisis del ordenador también reveló un vídeo de Hunter Biden fumando crack mientras mantiene relaciones sexuales con una mujer no identificada.
Se señala en el hilo publicado en Twitter –según Taibbi una primera entrega de las revelaciones– que la red social «tomó medidas extraordinarias para eliminar la crónica, borrando enlaces y publicando advertencias de que la información podría ser ‘dudosa’. Incluso bloquearon su difusión por mensaje directo, una herramienta hasta entonces reservada para casos extremos, como la pornografía infantil».
La portavoz de la Casa Blanca –en aquel momento aún era Donald Trump el presidente– Kayleigh McEnany, vio cómo los responsables de Twitter bloqueaban su cuenta después de retuitear el artículo del New York Post.
Según Matt Taibbi, la decisión de censurar la información sobre Hunter, para evitar que perjudicara a la campaña de Joe Biden, se tomó en los niveles más altos de la dirección de Twitter, aunque sin el conocimiento del CEI Jack Dorsey.
Asimismo, Taibbi revela también un correo del investigador Carl Szabo, de la firma NetChoice, donde reconoce que legisladores demócratas estaban presionando para lograr que Twitter ejerciera una censura aún más agresiva contra los republicanos.
El argumento que empleaban para su reclamación era que la Primera Enmienda –la que consagra la libertad de la expresión en la Constitución de Estados Unidos– «no es absoluta».
Comentarios
tracking