Fundado en 1910

15 de abril de 2024

Clint Eastwood, durante el rodaje de su película Sully

Clint Eastwood, durante el rodaje de su película SullyGTRES

Historias de película

«Trata a sus actores como caballos»: la estrella de Hollywood que define así a Clint Eastwood como director

Un famoso actor que trabajó a las órdenes de Eastwood explica cómo se dirige el cineasta a sus actores

En la introducción de Clint Eastwood. La última leyenda de Hollywood, la nueva biografía sobre el cineasta escrita por Ian Nathan (Libros Cúpula), el autor recupera una de las mejores definiciones que se han dado nunca de Clint Eastwood, la leyenda viva del cine que, a sus 93 años, prepara su nueva película: Juror #2. «Eastwood no dirige de la forma convencional. Para empezar, trata a sus actores como si fueran caballos».
Leída así, la frase sorprende y, más aún, como admiradores de Clint Eastwood que somos, puede llegar a irritar. La sorpresa se podría elevar a la categoría de mayúscula si, como realmente ocurrió, revelamos que esa frase salió de los labios de alguien como Tom Hanks. Sí, fue él, todo amabilidad en la vida real y casi siempre en el cine, quien se refirió así a Clint Eastwood, su director en Sully, la película sobre el piloto convertido en héroe con el aterrizaje forzoso de su avión, con 155 pasajeros a bordo, sobre las aguas del río Hudson.
Antes de que la tomen injustamente con el bueno de Tom Hanks, conviene que lean la explicación del propio actor, aderezada con una sonrisa, a su llamativa definición de Eastwood y con la que continúa la introducción del libro.
«Durante el tiempo que pasó trabajando en la serie del Oeste Látigo, a finales de los años cincuenta y principios de los sesenta, Eastwood se percató de que cuando el director gritaba «¡acción!», los caballos se desbocaban. Los actores casi tenían que sofocar el mismo impulso. Así que cuando empezó a dirigir largometrajes, Eastwood se aseguró de que sus sets mantuvieran la calma. En lugar de gritar «¡acción!», siempre mantiene la voz baja y calmada», asegura Tom Hanks antes de imitar el tono, «casi convertido en susurro», de Clint Eastwood: «'Muy bien, adelante'. Tampoco grita «¡corten!» a la manera tradicional. Se coloca detrás del actor, se inclina sobre su hombro y dice: 'así está bien'».
Tom Hanks queda así libre de toda culpa, a diferencia del crítico de cine francés que, en plena rueda de prensa de Clint Eastwood en el Festival de Cannes de 1985, se atrevió a preguntar al director si les estaba tomando el pelo con la película que acababa de presentar en el certamen: El jinete pálido.
«Entiéndase la ironía, creo que se puede ver esta película como un entretenimiento pero, al mismo tiempo, no puedo evitar preguntarle si nos está tomando el pelo. Si escribió usted mismo el guion o si la falta de guionistas o dialoguistas en Hollywood es lo que ha provocado este resultado», comentó entonces Bernard Briançon, crítico de cine de Radio France. Han pasado prácticamente 40 años de aquel desagradable momento, y el tiempo y el cine han dejado en evidencia al crítico 'visionario', por un lado, y contamos con el extraordinario don de perdonar, por otro. Si no fuera así, tamaña ofensa es de esas que tal vez debieran quedar 'sin perdón'.

Temas

Comentarios
tracking