Fundado en 1910

24 de julio de 2024

El ministro de Cultura, Ernest Urtasun, durante el último Pleno en el Congreso

El ministro de Cultura, Ernest Urtasun, durante el último Pleno en el CongresoEFE

Urtasun equipara el colonialismo salvaje de Bélgica con el descubrimiento de América y la Hispanidad

El ministro de Cultura empieza a manifestarse sin reparos en términos ideológicos sin ningún respeto por la Historia de España asegurando, entre otras cosas y en relación a la tauromaquia, que «una mayoría en España no comparte la tortura animal»

El último día de 2023 el ministro de Cultura, Ernest Urtasun, concedió una entrevista más que significativa a la Cadena Ser. Se refirió entre sonrisas de superioridad moral a que había vivido en los últimos años en Bélgica, y que allí había un museo («no sé si habéis tenido ocasión de visitarlo») «terrorífico, una cosa racista, colonialista, espantosa...».

Prosiguió con que el país había cambiado «radicalmente» dicho museo, donde habían hecho «toda una revisión de los que fue la responsabilidad colonial belga en el Congo y como eso se trató antes...». Continuó con que esto mismo «es algo que nosotros tenemos poco a poco que empezar a hacer. ¿Cómo lo haremos? Lo estamos acabando de ver, es pronto aún para avanzar medidas concretas, pero esa voluntad de ir poco a poco... nosotros hemos heredado esa cultura colonial que de alguna manera tenemos que ver y gestionar...».

El ministro de Cultura español dijo en la radio que España había heredado la «cultura colonial». pero, ¿a qué se refería en realidad el ministro? A América y su descubrimiento no puede ser por el tiempo. Cristóbal Colón llegó a la hoy República Dominicana cuatro siglos antes de que los belgas empezaran a meter en jaulas, entre otras barbaridades, a los congoleños. ¿Cuál es la herencia colonial española? No se sabe si el sectarismo o la ignorancia (o ambas) le impiden ver a Urtasun la realidad histórica de los acontecimientos a los que se refirió o sugirió como quien una vez oyó campanas y luego trató de repicar.

No se quedó ahí el ministro, aprovechando la coyuntura para arremeter contra el PP y Vox a propósito de la «censura cultural» en algunos Ayuntamientos. Dijo que el PP «se deja atar de manos y pies por Vox» a cuenta de la cancelación de un festival de música en Huesca, el mismo miembro del Gobierno que existe gracias a que su presidente, Pedro Sánchez, se ha dejado «atar de pies y manos» (no solo a él, sino a España) por delincuentes y golpistas a los que ha indultado y se propone amnistiar, además de por ex miembros de ETA, para mantenerse en el poder.

La mentira, la tergiversación y el sectarismo a discreción. Además de la imposición con la que amenaza al respecto de la tauromaquia y las tenebrosas palabras que utilizó: «Las tradiciones evolucionan... y yo creo que hay una mayoría de la sociedad española que no comparte la tortura animal. Habrá que ver qué medidas tomamos para ello». De momento solo palabras, pero las siniestras palabras pronunciadas entre risas que pueden convertirse en acciones de quien denuncia la «tortura animal» refiriéndose a los toros y se niega a denunciar los asesinatos, violaciones y atrocidades de los terroristas de Hamás.

Comentarios
tracking