Fundado en 1910

19 de junio de 2024

Fachada de la RAE

Fachada de la RAE

Ortografía

Cayo, cayó, callo o calló: ¿cuál es la diferencia?

Las palabras homófonas pueden causar confusión. Te explicamos cómo escribirlas y usarlas correctamente

Las palabras homófonas, aquellas que suenan igual pero que tienen significados diferentes e incluso se escriben de forma distinta, pueden causar mucha confusión entre algunos. Un ejemplo clásico, y que causa mucha confusión y errores de ortografía, es el de «por qué», «porqué» y «porque».

Otro ejemplo, que aclararemos a continuación, es el de cayo, cayó, callo y calló. Para entender cómo escribirlas correctamente y en el contexto adecuado, primero hay que saber qué significa y qué son cada una de estas palabras.

«Cayo»

«Cayo» es un sustantivo que hace referencia a una pequeña isla con playas de baja profundidad. Son comunes en lugares tropicales como las Antillas. Esta palabra se escribe con 'c' e 'y' y no lleva tilde, ya que es una palabra llana terminada en vocal. Algunos ejemplos son:

  • Iremos al cayo por la mañana y nos buscarán en la noche.
  • Si sube la marea, el cayo no se ve.
  • Cayo Guillermo es uno de los cayos más bellos y famosos de cuba.

«Cayó»

«Cayó» Se trata del verbo «caer» conjugado en la tercera persona singular en el tiempo de pretérito perfecto simple. Esta se escribe igual con 'c' y 'y', pero con tilde en la 'o'. Algunos ejemplos son:

  • Él se cayó por las escaleras.
  • Cayó y rodó por la montaña.
  • La nieve cayó y cubrió todo el pueblo.
  • Cayó una fuerte lluvia y ocasionó inundaciones.

«Callo»

«Callo» puede tener tres significados. Uno se refiere a la dureza que se crea en la piel ocasionada por fricción o roce repetido. El otro, a la conjugación del verbo «callar» en primera persona del perfecto simple. Y, el último, al trozo del estómago de la ternera. En los tres casos se escribe con 'c' y el dígrafo 'elle', lo que las diferenciará será el contexto en el que se escriban. Algunos ejemplos de la dureza de la piel son:

  • Él tiene un callo enorme en la mano.
  • Tiene callos porque practica gimnasia.

Para los trozos de estómago:

  • Ella disfruta muchos los callos a la madrileña.

Y, para el verbo:

  • Yo callo para no interrumpir.

«Calló»

«Calló» es la conjugación del verbo «callar» en tercera persona del singular del pretérito perfecto simple. Esta se escribe igual que la anterior, pero lleva tilde en la 'o'. Algunos ejemplos son:

  • Calló su opinión para no ocasionar problemas.
  • El público calló al ver a la banda en el escenario.
  • Calló ante las preguntas de la policía.

Temas

Comentarios
tracking